23 de Octubre de 2018

Yucatán

Aire del Centro Histórico, con altos niveles de contaminación

Los meridanos respiran sustancias cancerígenas en altas concentraciones.

El humo de los vehículos contribuye en la contaminación del aire. (Milenio Novedades)
El humo de los vehículos contribuye en la contaminación del aire. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Aire del Centro Histórico, con altos niveles de contaminaciónCompartir en Twiiter Aire del Centro Histórico, con altos niveles de contaminación

Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El aire en torno al Centro Histórico, la zona sur y las avenidas primarias de Mérida presenta un grave problema de contaminación, pues tiene concentraciones altas de metales pesados, como plomo, zinc y cobre, lo que resulta alarmante para la salud de los habitantes, reconoció el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap).

Según investigaciones recientes de Yameli Aguilar Duarte, del Inifap, estas altas concentraciones de metal en el aire están relacionadas con la actividad humana, además del transporte público y privado de los meridanos, que tiene mayor presencia en las zonas antes mencionadas.

Entrevistada en el “Seminario Centros Históricos Sostenibles”, que se realiza en el Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la Unam (Cephcis), indicó que es “evidente que estas partículas salen de los escapes de los vehículos motorizados que cada vez son más en la ciudad”.

Refirió que estas partículas muy pequeñas (de entre dos, cinco y diez micras) son fácilmente inhalables para las personas, por lo que no descartó que pudiese existir una relación con el incremento en los problemas respiratorios que actualmente repercuten en la salud humana.

“Se muestrearon cien puntos en toda la ciudad, se recolectaba el polvo y verificamos qué actividades había alrededor de esos puntos y cómo influenciaban en el aire”, añadió.

Los meridanos respiran sustancias cancerígenas en altas concentraciones. (Milenio Novedades)

Cáncer en el aire 

Aguilar Duarte aseveró que además de los problemas respiratorios, los metales pesados son cancerígenos, por lo que en un futuro podrían generar problemas de tumores y otros males en los riñones.

“Estas partículas de metales se asocian más con la actividad vehicular, porque se ha visto que se presentan más en zonas donde hay mayor cantidad de vehículos, como el Centro Histórico y calles primarias, por ejemplo”, abundó.

La especialista del Inifap aconsejó que al tratarse de un problema sistémico, habría que priorizar el transporte colectivo para tratar de no abusar tanto de los vehículos particulares y taxis, que en su mayoría se usan porque llevan menos gente y porque el sistema de transporte urbano es ineficiente.

Acompañada de la profesora María del Carmen Delgado Carranza, de la UNAM, destacó que el mal servicio de transporte fomenta que las personas hagan un sacrificio y se compren un pequeño vehículo para no utilizar los camiones urbanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios