22 de Octubre de 2018

Yucatán

Mexicano hará historia en Misión 364

Las muestras fueron tomadas luego de 760 metros de perforación en la zona de impacto del meteorito, en Chicxulub; mexicano hará historia.

El Doctor Mario Rebolledo, de México, participará en la Misión 364 de la perforación en la zona del cráter de Chicxulub. (Fotos: José Acosta/Milenio Novedades)
El Doctor Mario Rebolledo, de México, participará en la Misión 364 de la perforación en la zona del cráter de Chicxulub. (Fotos: José Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Mexicano hará historia en Misión 364Compartir en Twiiter Mexicano hará historia en Misión 364

Cecilia Ricardez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con la recuperación de 100 núcleos de rocas y 760 metros de excavación avanza la Misión 364 de exploración del cráter de Chicxulub, cuyas muestras se encuentran en diferentes procesos de análisis y conservación para un estudio mayor al término del proyecto, el cual tendrá seguimiento en Bremen, Alemania con la participación de todos los científicos involucrados en la investigación.

Lo anterior se dio a conocer en rueda de prensa para ofrecer un balance de lo estudiado hasta el momento. En la sede del encuentro con los medios el doctor Jaime Urrutia Fucugauchi del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México y uno de los líderes internacionales de la misión presentó al doctor Mario Rebolledo, quien será el siguiente mexicano en subir a la plataforma de perforación en representación del Centro de Investigación Científica de Yucatán.

Urrutia Fucugauchi explicó en su intervención que no se está emitiendo ninguna contaminación durante los trabajos de excavación, porque para los procesos de extracción para el estudio de los núcleos, debe ser lo más limpio posible y se cuida que no se produzcan desechos. El agua que se extrae es filtrada antes de regresar al mar.

Para estas operaciones se utiliza un brazo de metal con un diámetro aproximado de 15 centímetros, en cuya punta se ubican barrenas de perforación creadas exprofeso para este tipo de expediciones científicas, son de diferentes materiales entre ellas destacan las conformadas por incrustaciones de diamantes en las puntas y con un orificio en el centro, que permite extraer los núcleos sin pulverizar el material para su estudio posterior. El equipo de perforación trabaja 24 horas al día.

Experiencia femenina

La doctora Ligia Pérez Cruz, compartió su experiencia de 24 días en la plataforma Myrtle, la cual calificó como única en su papel como científica y en su proyecto de vida.

Durante la rueda de prensa Pérez Cruz, fue la encargada de hacer la presentación sobre los 26 días de trabajo en la plataforma (hasta ayer) y dijo que el nivel de perforación está  a 760 metros, que indica que ya están sobre la zona de impacto y recordó que el objetivo es alcanzar los 1500 metros.

La Doctora Ligia Pérez Cruz (d) es una de las pocas mujeres que forma parte de la expedición científica.

Explicó que conforme se ha profundizado en la extracción, la colocación de las rocas cambia: los fragmentos blancos son roca caliza, los negros pertenecen a la corteza derretida durante el impacto e incluso fragmentos de granito del basamento, que indican la cercanía con el anillo de picos, el cual se está atravesando y se prevé encontrar material más homogéneo.

Reiteró que hasta el momento han encontrado nuevos elementos para complementar el conocimiento sobre estudios del cráter de Chicxulub, sin embargo aclaró que no significarían datos que cambien las teorías existentes sino una aportación al "rompecabezas" de la historia. 

Se espera que el 6 de junio termine el trabajo en la plataforma y será hasta el próximo año cuando se puedan publicar informar de los resultados, sobre novedades de la investigación, esto mediante artículos científicos de alto impacto.

Envío a Alemania

Las muestras obtenidas durante los 65 días de las exploraciones en Chicxulub, se enviarán a repositorios de Bremen, Alemania para que los científicos se la misión puedan realizar los análisis mayores. Posteriormente una parte se dispondrán para los laboratorios de México, entre ellos el Centro de Investigación Científica de Yucatán y luego podría formar parte de la lidoteca del estado, ubicado en el Parque Científico Tecnológico de Yucatán.

En los estudios de Alemania los núcleos serán seccionados, una parte se someterá a diferentes análisis especializados y otro tanto se almacenará en condiciones especiales por una década, con el fin de aplicarles otros métodos que puedan dar más luz sobre su composición.

Las operaciones comenzaron el 8 de abril, con la perforación de los primeros 500 metros sin recuperación de muestras. Posteriormente comenzó la extracción de  núcleos.

Buscan saber la orientación del bólido

Para profundizar en los estudios sobre el cráter de Chicxulub, ahora enfocados en averiguar la orientación de meteorito, los científicos continuarán las perforaciones esta vez sobre la superficie terrestre, en tres zonas. En estos trabajos se penetrarán 700 metros para alcanzar los afloramientos del material fragmentado en la llamada “brecha de impacto”. 

En entrevista, el doctor Jaime Urrutia Fucugauchi dijo que debido a los altos costos de la perforación en el lecho marino se dará seguimiento al trabajo en tierra. Se prevé que en mayo o junio inicien las perforaciones. En cada pozo se trabajará de dos a tres semanas. 

Dijo que actualmente se definen los sitios exactos porque es necesario estudiar el lugar para evitar que coincidan con vestigios mayas. Apuntó que estos estudios ayudarán a resolver la incógnita de la dirección del impacto, para probar si fue un más vertical y cómo estaba la carpeta del material fragmentado. 

Las zonas identificadas para ubicar los pozos son: entre Yucatán y Campeche; Mérida, rumbo a Uxmal, pasando por la sierra de Ticul hacia el sur del Estado y Chetumal, en dirección a la frontera con Belice.

Con las perforaciones se llegará a la “brecha de impacto”, que constituye el material fragmentado y eyectado en el impacto y que se depositó en el cráter durante el proceso de formación. Ya se ha alcanzado ese nivel anteriormente y estas nuevas perforaciones y recuperación de núcleos abonarán a la información para determinar exactamente la dirección del bólido al momento del impacto.

Para localizar los sitios se realizaron estudios de geofísica que permitieron documentar la estructura del cráter, además cuentan con información de los programas anteriores de perforación  en el Programa Universitario de Perforaciones en Océanos y Continentes de la UNAM y el Programa Internacional de Perforación Científica Continental.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios