19 de Noviembre de 2018

Yucatán

Mujeres que sufren violencia, más propensas a infartos

Estudio revela que las yucatecas que sufren violencia presentan un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral.

El Registro Nacional de Síndromes Coronarios Agudos (Renasica) dio a conocer que en los últimos 14 años se han incrementado 50%  los casos de infartos en nuestro país, en especial en personas del sexo femenino. (Foto: archivo/SIPSE)
El Registro Nacional de Síndromes Coronarios Agudos (Renasica) dio a conocer que en los últimos 14 años se han incrementado 50% los casos de infartos en nuestro país, en especial en personas del sexo femenino. (Foto: archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Mujeres que sufren violencia, más propensas a infartosCompartir en Twiiter Mujeres que sufren violencia, más propensas a infartos

José Salazar/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Las yucatecas que sufren violencia presentan un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral, respecto a las que no son violentadas.

Lo anterior se deriva de un estudio realizado por el Centro de Investigación en Salud Poblacional del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) en el que participaron mujeres originarias de Yucatán y Chiapas.

La investigación determinó que las mujeres expuestas a la violencia presentaban un mayor estrechamiento de las arterias carótidas, con respecto a las que no son violentadas, lo que incrementaba el riesgo de sufrir infartos y embolias.

En 2017 se registró en el Estado un total de 539 infartos al miocardio y 256 accidentes cerebrovasculares y se reportaron mil 152 casos de violencia familiar en mujeres.

En el estudio del INSP, participaron 634 mujeres sanas originarias de Yucatán y Chiapas, con una edad promedio de 50 años.

Se encuestó a las mujeres y 40% refirieron haber sido víctimas de asalto, maltrato físico, violación o haber atestiguado actos violentos cometidos en contra de otros en algún momento de sus vidas.

Los investigadores midieron el grosor de las arterias carótidas de las féminas participantes mediante imágenes de ultrasonido y evaluaron la asociación entre la exposición a la violencia y las enfermedades cardiovasculares.

Lo que descubrieron fue que las mujeres que afirmaron haber estado expuestas a la violencia mostraron un mayor estrechamiento de las arterias carótidas en comparación con el resto de las participantes en el trabajo.

Esta condición resulta particularmente peligrosa porque de acuerdo con cifras del Inegi, seis de cada diez mujeres mexicanas han sufrido alguna vez en su vida agresiones de tipo sexual, física, laboral o emocional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios