18 de Diciembre de 2017

Yucatán

 / Navidad

Nadie debe escapar de la alegría de la Navidad: Obispo

El obispo auxiliar Palma Capetillo estuvo presente en el programa radiofónico “Salvemos una vida”, donde habló de la importancia del mensaje que Dios.

Las conductoras del programa, Adela Canales y Esperanza Nieto, acompañadas del obispo auxiliar de Yucatán, Rafael Palma Capetillo. (Milenio Novedades)
Las conductoras del programa, Adela Canales y Esperanza Nieto, acompañadas del obispo auxiliar de Yucatán, Rafael Palma Capetillo. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Nadie debe escapar de la alegría de la Navidad: ObispoCompartir en Twiiter Nadie debe escapar de la alegría de la Navidad: Obispo

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La Navidad es alegría, porque uno de los mensajes más felices, es la llegada del Salvador, destacó el obispo auxiliar de Yucatán, Rafael Palma Capetillo, invitado especial del programa radiofónico Salvemos Una Vida que se transmite por el 100.1, en el marco de la celebración del nacimiento de Jesús.

Durante la emisión, las conductoras Adela Canales y Esperanza Nieto platicaron con el monseñor Palma Capetillo sobre la importancia de la Navidad y por qué se debe festejar ese día.

Al respecto, Monseñor dijo que la Navidad es el cumplimiento de las promesas de salvación, de tal manera que nadie debe escapar de este sentido de alegría profunda.

“A veces se escucha que alguna persona se siente nostálgica, sola, triste en los días de Navidad, pero quiere decir que no ha entendido el mensaje navideño, le falta comprender que aunque por necesidad tuviera que hacer algún trabajo, un viaje, si tuviera que pasarla sola, este es un día de sentido de unidad con la familia aun cuando existe la distancia y se debe celebrar porque es la fiesta más llena de luz y alegría, por lo que todos deben considerarla”, refirió.

De tal manera que la Navidad es alegría y tenemos que aprender a celebrarla y repetir que el nacimiento de Cristo se debe dar en el corazón, porque Él vino al mundo para nacer en los corazones, transformar la vida, la historia de cada uno y esto es un motivo de inmenso gozo para todos.

Adela Canales señaló que esto es muy importante porque la Navidad es cada uno de los seres humanos y lo que ha construido a través de su paso por la tierra, la familia, los hijos, la integración de nuevas personas, el nacimiento de otros y por eso es importante que siempre esté presente Dios.

El obispo auxiliar dijo que la noche en que se celebra la Navidad es la “Noche buena”, la única del año que se le llama así, lo que refiere que es la mejor, porque tiene esa noticia de la llegada de Jesús a los corazones.

“Y el que encuentra a Cristo, porque así lo ha vivido o puede hacerlo siente esa inmensa alegría de reconocerlo presente en su corazón”, manifestó.

Por otra parte, dijo que hay otro signo muy interesante que se da en esta fecha que es que todos se dicen “felicidades por la Navidad”, porque Cristo nació, yo te felicito a ti, lo que es una manera hermosa de decir que nació Jesús en ti y la persona que devuelve el saludo reconoce la presencia de Cristo.

“Es un sentido profundo la Navidad, no es sólo gastarse los aguinaldos y endeudarse, sino el que hace un regalo o intercambia, como se hace en la familia, amigos o compañeros de trabajo, es una proclamación de nuestra fe, que reconocemos que Cristo nació en el corazón de la vida de cada uno de nosotros y si le damos esa motivación vamos a disfrutarla más, Navidad es amor”, puntualizó.

Destacó que es importante considerar que cuando se dio la noche de la Navidad, narra el Evangelio que hubieron unas palabras, un canto de las ángeles que decía: “Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”.
Comentó que cuando se habla de cielo y tierra abarca todo lo que se ve y lo que no se ve, lo que hay adentro y lo que hay afuera, cualquier aspecto material, quiere decir que no se escapa nada de dar Gloria a Dios y pide que llegue ese mensaje de paz sobre los habitantes de la tierra.

“Eso es lo que deseamos, porque la paz es fruto del amor, cuando nosotros nos sentimos inquietos, algún asunto que no nos deja en paz o alguna persona que no nos deja por algún motivo; sin embargo está en el interior, en la propia conciencia, una persona que logra rectamente y que su trabajo es correcto, bien dice el dicho “el que obra bien le va bien”, subrayó.

Palma Capetillo agregó que otros signos que se valoran en torno de la Navidad son las figuras de la Virgen Santísima y de San José, porque son un ejemplo para todos, especialmente para la familia, porque cuando se prepararon para recibir al Niño tuvieron una prueba muy fuerte, pero lo tomaron con toda paciencia.

De esta forma, recalcó que la celebración debe abrir todos los ojos para descubrir la presencia y la acción de Cristo en los corazones de sí mismos y en los demás.

“Se dice con toda razón que el que conoce a Jesús ya no puede olvidarse de Él y nosotros tenemos mucha oportunidad de reconocer que el Señor va llegando a nosotros.

Celebramos la Navidad el 25 de diciembre, pero en realidad todos los días y a cada momento tenemos múltiples oportunidades para que Cristo nazca de nuevo en nuestros corazones”, puntualizó.

Por tanto, reiteró que la alegría de la Navidad debe ser duradera, no algo superficial que luego entristece.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios