25 de Septiembre de 2018

Yucatán

El DIF Yucatán otorga vivienda a niños con discapacidad

El DIF Yucatán y el IVEY cumplen el sueño de dos familias de escasos recursos que tienen hijos con discapacidad.

El pequeño Julio Pool Cetz y su hermana Daniela, quienes padecen una enfermedad degenerativa, festejan Navidad en su nueva casa.  (Cortesía)
El pequeño Julio Pool Cetz y su hermana Daniela, quienes padecen una enfermedad degenerativa, festejan Navidad en su nueva casa. (Cortesía)
Compartir en Facebook El DIF Yucatán otorga vivienda a niños con discapacidadCompartir en Twiiter El DIF Yucatán otorga vivienda a niños con discapacidad

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Paola Medina Cruz y Melody Cetz Canché son dos madres de familia que han enfrentado la discapacidad a través de sus hijos, pero este día tienen algo más en común pues ambas recibieron las llaves de sus respectivas casas, anhelo que veían lejano y que se cumplió esta Navidad, informa el Gobierno del Estado mediante un comunicado. 

La presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán, Sarita Blancarte de Zapata, acudió al fraccionamiento La Guadalupana para entregar a Paola su nueva vivienda, donde podrá cuidar de Paulette, su pequeña de tres años, quien padece una afectación severa en la cadera.

"La verdad estoy muy agradecida, yo soy madre soltera, tengo también a una bebé de cuatro meses y sólo vivo de lo que gano vendiendo ropa en los tianguis. Sin esta ayuda jamás iba a conseguir una casa para mis nenas", comentó emocionada a la titular del Patronato DIF estatal.

Al recorrer el domicilio, construido en una superficie de 37 metros cuadrados, el director del Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY), César Escobedo May, explicó que estas acciones son resultado de gestiones con el Gobierno federal que mediante el programa “Recuperación de vivienda” permite otorgar un techo seguro a familias de escasos recursos.

En San José Tzal, el pequeño Julio Pool Cetz de siete años recibió a las autoridades. Él y su hermana Daniela padecen una enfermedad degenerativa que ha limitado su movilidad, pero no sus ganas de salir adelante.

“Hace tres años dejaron de caminar, ahora ya tienen retraso mental, me dicen los doctores que también olvidarán cómo hablar. Yo me dedico a ellos, no trabajo, lo que gana mi esposo, que es albañil, es lo único que nos sostiene”, indicó Melody mientras abrazaba a su marido Antonio Pool Matú.

Junto con el director del DIF Yucatán, Limber Sosa Lara, Blancarte de Zapata conoció el nuevo hogar de la familia Pool Cetz y le entregó una silla de ruedas a Julio, además de que dio instrucciones para que en breve, especialistas del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), realicen los estudios necesarios para apoyar a los niños.

“Estamos contentos, no esperábamos este regalo de Navidad. Es una bendición, antes vivíamos en San Antonio Xluch pero la casa ya era chica, estábamos con mi suegra, ahora ya tenemos un hogar propio”, finalizó Antonio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios