11 de Diciembre de 2018

Yucatán

No va a prisión, tras pedir disculpas a entrenador de fútbol

La agresión ocurrió durante un encuentro deportivo en la capital del Estado.

El hombre estaba acusado del delito de lesiones que tardan en sanar más de 15 días. (SIPSE)
El hombre estaba acusado del delito de lesiones que tardan en sanar más de 15 días. (SIPSE)
Compartir en Facebook No va a prisión, tras pedir disculpas a entrenador de fútbolCompartir en Twiiter No va a prisión, tras pedir disculpas a entrenador de fútbol

Francisco Puerto/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Antes de la audiencia de vinculación a proceso, para resolver la situación jurídica de Alexis Marcelo N, quien golpeó en el ojo al entrenador de fútbol de un equipo rival, se le otorgó el perdón cuando ofreció disculpas públicas.

En audiencia que presidió el juez de control Luis Edwin Mugarte Guerrero, se otorgó el perdón a Alexis Marcelo, cuando la víctima, el entrenador del conjunto “Club Fovisste”, Carlos Antonio Pino Bestard, que participa en la Liga de Fútbol de Segunda Fuerza Libre “Juan. N. Cuevas”, aceptó sus disculpas.

También te puede interesar: Hasta 50 mil dólares por arrendamiento de casas de lujo

Previo, las partes llegaron a un arreglo y se declaró asunto totalmente concluido. Rivero Vargas estaba acusado del delito de lesiones que tardan en sanar más de 15 días.

Otro hecho que requirió apoyo policiaco 

La tarde del lunes, cae un hombre sobre el techo al cortar las ramas de un árbol, en el fraccionamiento Brisas del Norte.

Elementos del cuerpo de bomberos de la SSP unieron esfuerzos con paramédicos de la corporación para rescatar la tarde de ayer a un hombre que resultó lesionado en el techo de una casa, en el fraccionamiento Brisas del Norte, mientras cortaba las ramas de un árbol.

El lesionado, quien había sido contratado por la dueña de la vivienda para cortar las ramas, fue bajado con mucho cuidado y trasladado a la Cruz Roja. Se informó que el hombre perdió el equilibrio mientras trabajaba y de su propia altura cayó, lesionándose el hombro derecho.

El dolor le impedía levantarse o bajarse, por lo que la señora pidió ayuda a los cuerpos de emergencia para atender al hombre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios