15 de Noviembre de 2018

Yucatán

Nuevos reportes de ovnis en Homún y Tecoh

Puede tratarse del principio de una oleada de casos, como los que se hicieron famosos en los años setenta del siglo pasado.

Este viejo árbol es mudo testigo de aquellos avistamientos que causaron gran impacto entre la gente. (Jorge Moreno/SIPSE)
Este viejo árbol es mudo testigo de aquellos avistamientos que causaron gran impacto entre la gente. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Nuevos reportes de ovnis en Homún y TecohCompartir en Twiiter Nuevos reportes de ovnis en Homún y Tecoh

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- En días pasados me llegaron reportes de presuntos avistamientos de un ovni en los municipios colindantes de Homún y Tecoh, y de acuerdo con la hora y descripción, podría tratarse del mismo objeto.

Mario Poot, de Homún, y Ermilo Maas, de Tecoh (no se conocen entre sí), reportaron que el sábado 16 de noviembre pasado vieron un objeto similar a los tradicionales platillos voladores, que emitía una luz de color azul, sin ningún tipo de ruido, y que volaba a baja altura, a una velocidad muy lenta.

Poot estaba en la puerta de su casa cuando vio esto e incluso lo vieron dos de sus vecinos. El objeto se perdió con dirección al sur; eran aproximadamente las 23:00 horas cuando lo vio.

Por su parte, don Ermilo y su familia estaban retornando a su casa tras una fiesta (afirman que era poco antes de las 12 de la noche), cuando de pronto, al alzar la vista, descubrieron un objeto con la misma descripción que dieron en Homún.

La dirección del objeto era de norte a sur, es decir, si se analizan las posiciones, posiblemente lo que vieron estaba viniendo de Homún, lo que refuerza la posibilidad de que se trate del mismo objeto:

“Iba a baja velocidad; de hecho, intentamos grabarlo con un celular, pero no se distinguió por la baja calidad de mi teléfono y el de mi hija; además, vimos como poco a poco la luz azul que emitía dejó de verse, como si se estuviera apagando y así menos se pudo grabar”, relató.

Caso antiguo

Cabe destacar que en la década de los años setentas se dio en ese mismo sitio la llamada “oleada OVNI de Homún”, un caso que llegó hasta la Ciudad de México, y es que fue tal el impacto que causaron los avistamientos diarios (por espacio de un mes), que incluso noticieros del centro del país viajaron hasta este municipio yucateco para hacer reportajes en el lugar de los hechos y enterarse de primera fuente sobre estos sucesos.

El epicentro de este caso fue la laguna de Yalahau, ubicada a poco más de 14 kilómetros del centro de Homún (y relativamente cerca de Tecoh), y todo inició cuando unos campesinos aseguraron haber visto unas “luces extrañas” que descendían y ascendían en este lugar. Otros lugareños también vieron en el cielo este fenómeno y no dudaron en relacionarlo con los ovnis, un tema que en ese entonces era casi inédito en Yucatán, pues no había ningún antecedente serio del mismo.

Los avistamientos eran todos los días y pronto el rumor corrió como reguero de pólvora, la gente se sorprendía al percatarse que, en efecto, una especie de nave especial con luces blancas se acercaba lentamente y permanecía “estacionada” a unos 300 metros de altura por encima de la laguna de Yalahau.

En menos de una semana, personas de Mérida ya hacían “excursiones” para viajar hasta Homún y constatar con sus propios ojos los avistamientos diarios en ese sitio; de hecho, era tan grande la nave y por momentos descendía tanto, que algunos testigos afirmaban ver hasta las “ventanitas” de la nave. También se reportó que en al menos dos ocasiones una “nave menor” descendió hasta las aguas de la laguna para sumergirse y también vieron cómo salía.

Aparentemente, la nave que todos los días se “estacionaba” ahí era una “nodriza” ya que testigos aseguran haber visto cómo salían de ésta al menos cinco esferas luminosas para hacer recorridos y, posteriormente, regresaban al interior de la nave.

Tras un mes de avistamientos diarios, éstos fueron bajando en frecuencia hasta desaparecer.  Todo esto viene a colación porque, tanto don Mario como don Ermilo, fueron testigos de esos casos y piensan que quizá lo que vieron hace unos días pudiera derivar en otra oleada tal y como pasó en los años setenta, pues dos días después, unos vecinos les comentaron que vieron a la misma nave espacial a la misma hora. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios