17 de Diciembre de 2017

Yucatán

'O come el perro o como yo'

Los animales domésticos son también víctimas del golpe que el encarecimiento de los alimentos asesta a la cartera de las familias meridanas.

ADAY se pronuncia a favor de mantener responsablemente a los animales domésticos. (Guadalupe Adrián/SIPSE)
ADAY se pronuncia a favor de mantener responsablemente a los animales domésticos. (Guadalupe Adrián/SIPSE)
Compartir en Facebook 'O come el perro o como yo'Compartir en Twiiter 'O come el perro o como yo'

René Duperón/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Cada vez salen más a la luz pública historias de maltrato y crueldad contra animales domésticos en nuestra ciudad, lo que habla de la conciencia que han tomado los meridanos sobre la importancia de denunciar estos hechos.

Sin embargo, pese a estos avances, en muchas hogares meridanos las mascotas siguen ocupando el último eslabón en la “cadena alimenticia”, y no porque sirvan de alimento, sino porque se ubican en el último sitio de las prioridades de distribución de comida.

Recientemente en la colonia San Pedro Uxmal, en el noroeste de la ciudad, un cachorro murió de inanición porque sus dueños no lo alimentaban.

También están los numerosos gatos callejeros que proliferan en calles de colonias y fraccionamientos, que ocasionan molestias a los vecinos porque dispersan la basura mientras la hurgan en busca de comida.

La crisis económica está golpeando los bolsillos de muchas familias mexicanas, y las de Mérida no son la excepción. El encarecimiento de la comida está ocasionando que muchas familias compren menos alimentos, y cada vez les cuesta más llegar a fin de mes o de quincena.

En medio de esta disminución de comida disponible, los animales domésticos suelen ser siempre los 'sacrificables'.

“Por fin llegó la quincena y pude hacer la despensa, desde hace dos días que nos estamos midiendo con la comida”, expresó a la salida de un supermercado un ama de casa, que entre sus compras llevaba una bolsa de alimento para perros y algunas latas del mismo producto.

“Es para el perro”, responde al preguntarle. “El pobre desde hace dos días que no come, y ahora para consentirlo le llevo estas dos latas de comida”.

“Es una decisión difícil, sé que no es lo más adecuado, pero la situación económica cada vez está más difícil, la comida cada vez está más cara”, responde a otra pregunta. “Y cuando empieza a escasear la comida, cuando se vacía la despensa y compro algo extra para terminar el mes tengo que decidir: o como yo o come el perro”.

Un integrante más de la familia

Una situación similar vive la familia Chan Chi, que tiene dos gatas que cada 8 días comen un kilo de croquetas y en ocasiones hasta kilo y medio.

“Tengo que estar controlando a mis hijos, porque si no les dan croquetas a cada rato a las gatas y luego no les alcanzan, y cuando esto pasa, ellos ya lo saben, yo no compro más y las gatas se quedan sin comer”, declaró Rosalía Chi.

La familia tiene además una perrita french y debe ser muy cuidadosa con sus gastos, a fin de que no se salgan de control y puedan comer sus siete integrantes: papá, mamá, dos hijos, dos gatas y una perrita french.

Respecto al perrito que murió de inanición, vecinos de San Pedro Uxmal comentaron que este hecho ocurrió en una casa donde viven un padre alcohólico y su hijo, un adolescente de secundaria. Unos años antes la mujer los abandonó molesta por el alcoholismo de su pareja y se llevó a la hija del matrimonio.

Hace aproximadamente año y medio se empezó a ver en dicha casa una perrita, que se convirtió en un problema para los vecinos, pues al no recibir alimento de sus dueños lo buscaba en casas ajenas.

Hace tres meses esta perrita mestiza tuvo crías y uno de ellos fue el que recientemente murió por falta de comida. El cuerpecito fue arrojado a un baldío cercano y el hedor que despedía fue lo que motivó a los vecinos a averiguar lo que ahora se sabe.

Tenencia responsable

Al respecto, la doctora Rosario Sosa Parra, presidenta de la Asociación por los Derechos de los Animales en Yucatán (ADAY), deploró el maltrato alimentario que sufren muchos animales en el estado, y se pronunció por una tenencia responsable de las mascotas.

“La gente piensa que los perros comen huesos, pan y tortillas. Se les olvida darles hasta agua, lamentablemente es la formación hacia los animales de compañía”, indicó en entrevista vía electrónica.

“A los gatos no les dan comida porque piensan que se hacen flojos y no cazan ratones. Los gatos son cazadores de naturaleza y coman o no cazarán”, explicó.

Respecto a los problemas de las familias para alimentar a sus mascotas por falta de dinero, dijo que si uno gana 2 mil pesos al mes no debe tener animal de compañía. “Ese sueldo es para sobrevivir”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios