23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Olas 'gigantes' perdieron a un niño de 4 años

En el primer fin de semana del año, con calor atípico, la Policía Municipal, la Gendarmería y la Armada cuidaron a paseantes.

El fuerte oleaje registrado este domingo en Progreso y otras playas yucatecas agudizó los operativos de seguridad para cuidar a los vacacionistas. (William Casanova/Milenio Novedades)
El fuerte oleaje registrado este domingo en Progreso y otras playas yucatecas agudizó los operativos de seguridad para cuidar a los vacacionistas. (William Casanova/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Olas 'gigantes' <i>perdieron</i> a un niño de 4 añosCompartir en Twiiter Olas 'gigantes' <i>perdieron</i> a un niño de 4 años

Milenio Novedades
PROGRESO, Yucatán.- Diversión con riesgo se vivió este domingo en las playas de Progreso, cuando los centenares de bañistas que arribaron de paseo de fin de semana a las costas progreseñas, decidieron entrar al mar, el cual presentaba alto e intenso oleaje como consecuencia previa a la entrada del norte, misma que resultaba peligrosa.

El efecto conocido como Fletch o mar de fondo, se presentó en las costas de este puerto desde muy temprano por la mañana, convirtiéndose en un atractivo para los paseantes que se dieron cita en las playas, mismos que entraban al mar jugando con las olas, mismas que presentaban alturas de entre 1 y 1.5 metros. 

Ante esta situación los cuerpos de seguridad de la Policía Municipal, gendarmería y el operativo “Salvavidas” de la Armada, estuvieron alerta ante cualquier contingencia, alertando a los paseantes sobre el cuidado de sus pequeños, a fin de evitar cualquier incidente desagradable. 

Por su parte el capitán Carlos Olivares Bueno de la Capitanía de puerto del Progreso, informó que este fenómeno fue un preámbulo al norte que posteriormente azotaría la costa por la tarde, por lo que se había cerrado la navegación a embarcaciones menores alrededor de las 13:00 horas, agregando el riesgo en el que se encontraban los bañistas al estar dentro del mar, ya que la fuerza de las olas durante su arribo y retirada podrían provocar ahogamientos en el peor de los casos. 

Cabe señalar que este fenómeno no es algo nuevo ni aislado, sino que es bastante recurrente en la región, sobresaliendo en esta ocasión por la intensidad con la que se registró. 

Durante la tarde  con la entrada paulatina del norte, el oleaje aumentó de tamaño, de fuerza y de intensidad, provocando que las autoridades de Protección civil y navales en turno, recomendaran a la población salirse del mar por su seguridad.

El detonador de esta decisión fue la desaparición por algunos minutos de un menor de 4 años, quien desapareció de la vista de su madre, pensándose que pudiera haber sido arrastrado por las olas, sin embargo tras un operativo entre la Marina y Protección civil, se consiguió su localización mientras se encontraba caminando en la orilla, tres cuadras más adelante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios