14 de Noviembre de 2018

Opinión

¡Analizar para decidir!

Se acerca la fecha para las elecciones de este 5 de junio en algunos estados...

Compartir en Facebook ¡Analizar para decidir!Compartir en Twiiter ¡Analizar para decidir!

Se acerca la fecha para las elecciones de este 5 de junio en algunos estados y la capital del país. Hasta ahora nada nuevo que mostrar en las distintas campañas de la casta política, es decir, todas marcadas por las propuestas vacías, prometiendo cosas que bien sabemos que no van a concretar.

Hasta ahora, en Quintana Roo, desde el centro del país, lo único que se percibe son campañas que buscan el desprestigio entre los candidatos que tienen las verdaderas posibilidades de ganar la gubernatura, la guerra sucia sigue y continuará, pero eso si las promesas de cambio, de mejorar la vida de los ciudadanos, de que el estado avance, seguirán siendo es, simples promesas; la mayoría de candidatos, ya sea a la gubernatura o a las presidencias municipales y diputaciones, han sido ya servidores públicos, la pregunta que el ciudadano debería hacerse es, ¿Cuántas promesas le hicieron antes de haber desempeñado el cargo y que porcentaje cumplieron?, además de ¿Cuántas de esas mismas promesas le están repitiendo? 

El sistema político en nuestro país está diseñado para saturarnos  previo a la jornada electoral con propaganda muy barata, una basura mediática brutal, esa misma que la política mexicana ha ido acumulando sexenio tras sexenio y de la que los ciudadanos ya estamos cansados; es por ello que veremos posterior a la elección que la participación del electorado que no es parte de la militancia de los partidos, será baja y con un gran número de personas que anularán su voto, al no encontrar a alguien confiable.

Como ya lo hemos señalado en ocasiones anteriores, el ser político en este momento en nuestro país, es sinónimo de desconfianza, ya que la mayoría han demostrado a lo largo del tiempo una falta de respeto hacia quienes los han votado. Promesas incumplidas, enriquecimiento ilícito, corrupción, violencia, manipulación, son por mencionar algunas variables, lo que es la realidad en la que tienen sumido a este país.

Ya que las personas tenemos el poder unos cuantos segundos a la hora de votar, es decir, en el lapso  en el que nos entregan la boleta electoral, la marcamos y la introducimos en la urna, debemos meditar, pensar, analizar y hacer un ejercicio prospectivo de los escenarios que se podrían dar en caso de elegir a cada uno de los candidatos; suena complejo, pero en este país se debe dejar de lado la cultura de la dádiva electoral, la compra de votos y la corrupción, y para eso no hace falta tener altos estudios académicos, eso está al alcance de cualquier ciudadano, simplemente es usted el que debe decidir.
¡Que la pluma siga girando!

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios