19 de Octubre de 2018

Opinión QRoo

Argumentos rebatibles

Argumentar procede del vocablo latino argumentum: razonamiento que se utiliza para demostrar o probar una proposición...

Compartir en Facebook Argumentos rebatiblesCompartir en Twiiter Argumentos rebatibles

Argumentar procede del vocablo latino argumentum: razonamiento que se utiliza para demostrar o probar una proposición o para convencer a otra persona de aquello que se afirma o niega. En ocasiones, el término lo usamos para validar planteamientos que otros argumentos echan por tierra y que aun así mantenemos como premisas. Veamos unos ejemplos.

 

Andrés Manuel López Obrador dice que Manuel Bartlett tiene todas las credenciales para dirigir la Comisión Federal de Electricidad, porque desde hace años la ha defendido de la privatización, y además “ha sido secretario de Gobernación”, esto último, como dicen los jóvenes, “ni al caso”. No argumenta su experiencia en el sector energético, tan cuestionado. Lo mismo ocurre con la descentralización de dependencias. Su postura de “repartir” desarrollo a otras regiones cae ante los argumentos de que mover a tantos burócratas –afectados ya por la sola idea del cambio– implica un gasto enorme y una regresión a la simplificación de trámites.

 

En Mérida, empresarios camioneros exigen un alza a las tarifas del transporte. Argumentan que, ante el incremento al combustible, el servicio ya no es redituable y sus unidades se deterioran por falta de mantenimiento, cuando es evidente que la mayoría de su autobuses tienen más de 20 años de vida… y no hay autoridad que les exija brindar un servicio eficiente. A su vez, el Gobierno estatal niega el aumento con el argumento (pretexto) de proteger la economía de los trabajadores, porque es evidente que la decisión es política y se quiere transferir su costo al siguiente gobierno.

 

La Marina nuevamente se pone en el flechero al anunciar que desea adquirir a EU misiles para armar sus Patrullas Oceánicas de Largo Alcance que construye en el país. ¿Para qué necesita la Armada misiles y torpedos? El argumento de la naval es: “proteger la seguridad nacional facilitando las misiones de búsqueda y rescate, así como las operaciones de vigilancia marítima, aérea y terrestre”. Si bien se trata de algo inédito, desde hace más de una década la Armada y el Ejército empezaron a modernizar su armamento. La pregunta es ¿cree la Marina que el nuevo gobierno autorizará la compra si ya revocó la adquisición de varios helicópteros? Porque hay un argumento de peso: prioridades.

BBC Mundo preguntó a la Semar las razones para adquirir este armamento. “La respuesta fue que no habría comentarios porque la operación no se ha concretado”. Argumento no válido como respuesta.

 

 

¿Y los barcos?

 

De la veintena de buques patrulla Clase Valle que tenía la Armada, quedan unas 10 en servicio. Estos barcos causaron alta en la Marina en 1973 como Guardacostas, procedentes de Estados Unidos, donde fueron construidos como Dragaminas para servir en la II Guerra Mundial, por lo que ya tienen casi ocho décadas de servicio. Luego, a mediados de los 70, llegaron al país las patrullas Clase Azteca construidas en Gasglow, Escocia, y las subsecuentes fueron construidas en astilleros de Marina, equipadas con instrumentos de navegación y armamento adquiridos en el extranjero. Si bien en los últimos dos sexenios se ha reactivado la construcción naval, los buques deben ser prioridad para la Semar, como sus unidades aeronavales, que han cumplimentado a la perfección el apoyo a las unidades de Infantería de Marina y de superficie.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios