13 de Noviembre de 2018

Opinión

Partidos sin “militancias”

Existen, hablan, ostentan siglas y poder, cobran y cuestan; se dicen Partidos Políticos.

Compartir en Facebook Partidos sin “militancias”Compartir en Twiiter Partidos sin “militancias”

Existen, hablan, ostentan siglas y poder, cobran y cuestan; se dicen Partidos Políticos.

Así es, tienen rostros y dirigencias, siglas y recursos públicos, pero hoy por hoy carecen de verdadera y auténtica militancia, de estructuras, de gente que crea y siga sus discursos políticos.

De esta forma han perdido credibilidad y con ello utilidad pública genuina, sin embargo ostentan poder a pesar de su lejanía con la sociedad. En Quintana Roo hay una severa crisis de militancia activa en los partidos políticos con poder y posiciones, a lo sumo tienen seguidores.

El PAN y el PRD hoy en poder del estado mantienen divisiones internas fuertes que los debilitan y muestran como partidos solitarios, difícil siendo los partidos que deberían ser pilares de gobernabilidad y estabilidad política para el gobierno y para el propio gobernador Carlos Joaquín.

Juan Carlos Pallares Bueno del PAN, más la conflictiva disputa entre juliancistas y los Ramos en el PRD, viven enfrentados en sus luchas internas por agandallarse las dirigencias y sus privilegios de poder y dinero, han dejado para tercer plano su operatividad como vínculo entre gobierno y sociedad, le han dejado esas otras tantas chambas al gobernador y a sus operadores políticos cercanos; vamos, no han logrado entender y articularse como partidos en el gobierno… como gobierno pues.

En el PRI de Raymundo King las cosas están mal y seguirán a peor, derrotados y expulsados del poder de forma vergonzosa por la sociedad en la pasada elección, en medio de una retahíla de acusaciones de saqueo y corrupciones, no atinan a lograr identificar su camino y a reaccionar para ser contrapeso político. 

Los priístas están en el extravío total y los grupos de poder luchan por la dirigencia hecha ruinas; unos para allegarse las candidaturas del 2018 y otros para subastarla al nuevo gobernante, para el remate de lo que queda; no se dan cuenta de la desbandada de su otrora poderosa estructura territorial, hoy decepcionada, abandonada, robada y en la desesperación de refugio, lo que aprovecha muy bien el partido Verde.

El VERDE  ha crecido tiene posiciones importantes y parece haber adquirido al PRI en renta temporal, pero su militancia aún no es numerosa ni todo lo fiel que necesitan para crecer.

Los demás Partidos Políticos son la chiquillada que vive de las dadivas democráticas y de darse como ofrenda al poder en turno, sin militancias ni fuerza social.

Al partido de AMLO (MORENA) le entró muy rápido el gorgojo y les encontraron el precio, José Luis Pech en el  desatino no han conseguido ni militancia ni estructura, lo que tienen son un impresionante numero efectivo de seguidores de López Obrador que vaya a donde vaya votarán por él, son de él y no de MORENA.

En el contexto de esta realidad de Partidos Políticos sin militancia, al gobernador Ciudadano Carlos Joaquín lo dejan solo en la gobernabilidad, sin contrapesos democráticos necesarios y con el 2018 para que el decida candidaturas de todos los partidos, porque los partidos no han hecho trabajo político y en cambio se han corrompido, son ahora siglas poco útiles, más bien inútiles para la sociedad… ¿qué no? 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios