25 de Septiembre de 2018

Opinión

Seguridad en Cancún; la ratificación o el fracaso…

En este México de todos los días, tenemos vivencias que nos permiten a los ciudadanos percibir sin tanta vuelta lo que debemos señalar como insuficiencias, errores y más allá...

Compartir en Facebook Seguridad en Cancún; la ratificación o el fracaso…Compartir en Twiiter Seguridad en Cancún; la ratificación o el fracaso…

En este México de todos los días, tenemos vivencias que nos permiten a los ciudadanos percibir sin tanta vuelta lo que debemos señalar como insuficiencias, errores y más allá, fracasos de políticas públicas en los tres niveles de ejercicio.

Quintana Roo y particularmente Cancún muestran incrementos alarmantes en robos con violencia, ejecuciones, trata, feminicidios, violaciones, narcotráfico, crimen organizado, robo a casa habitación, cobro de piso, extorciones telefónicas, e inseguridad en las calles de nuestras regiones, todo ello con la percepción generalizada de que no se hace nada.

De acuerdo al informe del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, en el acumulado Enero-Julio de 2016, la incidencia delictiva denunciada en Quintana Roo registra 7 mil 727 casos, tomando en cuenta que de acuerdo al INEGI el 91.6% de delitos no se denuncian, serían cerca de 15 mil hechos delictivos en 6 meses, lo que da cuenta de un detalle de 83 casos por día en el estado.

Las deficiencias y fracasos de las policías son cada vez más evidentes, desde la Policía federal y la Gendarmería que llegan a sumarse a la descoordinación que caracteriza la operación policiaca en Quintana Roo, hasta la policía estatal que se sabe que existe pero nadie la ve y las municipales que demuestran una evidente carencia funcional y operativa, no existe un patrullaje constante, no hay prevención del delito y mucho menos llegan a realizar una eficiente captura de delincuentes. 

Estas tres policías, más la policía ministerial han demostrado su incapacidad para realizar la encomienda para la que fueron creadas, aunado a ello parecen funcionar por casualidad y por ocurrencia, los famosos protocolos que las rigen dentro de un mando único no se establecen y demuestran que en sus manos el problema de la delincuencia está muy lejos de ser solucionado. Por principio es un fracaso del esquema nacional de seguridad de Enrique Peña Nieto

En Cancún principal polo turístico de México, es mucho lo que tiene que prospectar el Alcalde Remberto Estrada, tendrá que aplicarse de lleno en los problemas más agudos de un Cancún profundo, en donde los problemas van más allá de la pavimentación y el ornato, deberá considerar una labor de verdadera trascendencia para la población que consiste en meterse a las regiones en donde se están dando abusos, despojos, extorsiones y asesinatos y hacerle sentir a la ciudadanía que la autoridad está cercana y dando respuesta a todo ese dolor y rabia que significa perder su patrimonio, su libertad e incluso ya más seguido la vida.

El Ayuntamiento está obligado a dar esa respuesta, contar con el apoyo federal y estatal es importante pero no se debe descansar en ello, eficientar la lucha contra la delincuencia demanda acciones y actitudes que demuestren capacidad para dar soluciones al flagelo de la delincuencia, de otra forma en corto tiempo la sociedad podrá ratificar la confianza, o evidenciar el fracaso…tic tac

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios