19 de Agosto de 2018

Yucatán

Conozca los síntomas del cáncer linfático

Los ganglios se presentan en el cuello, axilas o ingle. Si el mal aparece en el abdomen puede pasar desapercibido.

Es necesario que un médico revise al paciente luego que presente ganglios linfáticos aumentados de tamaño en zonas accesibles como en el cuello. (ellahoy.es)
Es necesario que un médico revise al paciente luego que presente ganglios linfáticos aumentados de tamaño en zonas accesibles como en el cuello. (ellahoy.es)
Compartir en Facebook Conozca los síntomas del cáncer linfáticoCompartir en Twiiter Conozca los síntomas del cáncer linfático

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Es importante que la población conozca los síntomas del linfoma para que, en caso de padecerlo, acuda con su médico de manera oportuna a recibir el tratamiento más adecuado, aseguró el coordinador clínico de Oncología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, Juan Pablo Brito Miranda.

En el marco del Día Mundial del Linfoma, a celebrarse el 15 de septiembre, indicó que en general se presenta como ganglios linfáticos aumentados de tamaño, que cuando aparecen en zonas accesibles como cuello, axilas o ingle, se pueden palpar evidenciando su grosor.

En otras ocasiones están en el abdomen y pueden pasar desapercibidos, por lo que el diagnóstico es más difícil y sólo se consigue cuando aparecen otros síntomas como fiebre o pérdida importante de peso, que obligan a realizar estudios más exhaustivos.

Brito Miranda mencionó que el linfoma es el cáncer de una parte del sistema inmunológico llamado sistema linfático. Existen muchos tipos; uno se denomina enfermedad de Hodgkin, mientras que el resto se conoce como linfoma no Hodgkin.

Este último se presenta cuando una especie de glóbulos blancos se vuelven anormales; mismos que se dividen en múltiples ocasiones aumentando el número de células anómalas. Éstas pueden diseminarse a casi todas las partes del cuerpo. 

Esta forma del mal puede causar muchos síntomas, tales como ganglios linfáticos inflamados sin dolor en el cuello, axilas o ingle; pérdida de peso inexplicable, fiebre, sudoración nocturna, tos, debilidad y cansancio que no desaparece, así como inflamación o sensación de hinchazón abdominal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios