18 de Noviembre de 2018

Yucatán

Pena máxima a 'abuelo' que mató a su 'nieto'

Por encubrimiento, sentencian a 24 años de prisión a la abuela biológica del menor víctima de severos maltratos.

La pareja fue sentenciada por la muerte de un niño de 3 años. (SIPSE)
La pareja fue sentenciada por la muerte de un niño de 3 años. (SIPSE)
Compartir en Facebook Pena máxima a 'abuelo' que mató a su 'nieto'Compartir en Twiiter Pena máxima a 'abuelo' que mató a su 'nieto'

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Después de más de tres años, el Juez Octavo Penal condenó a 40 años de prisión a Luis Fermín Sosa (a) “Memín”, acusado de maltratar y dar muerte a un niño de 3 años de edad, nieto de su amasia Ana María Canul, quien fue sentenciada a 24 años 4 meses y 17 días en la cárcel.

Ambos fueron procesados por el fallecimiento del menor, quien recibió un golpe mortal a manos de "Memín".

El pequeño era constantemente maltratado, incluso era quemado con cigarros. Por si no bastara, también sufría abusos sexuales.

El juez octavo Manuel Ek Herrera también le impuso a “Memín” multa de 350 días de salario equivalente a 19 mil 64 pesos, 175 jornadas de trabajo a favor de la comunidad o en su caso pasar 700 días más en reclusión.

A la abuela se le impuso una multa de 188 días de salario equivalente a 10 mil pesos, 94 días de jornadas de trabajo ó 376 días más de cárcel.

También condenó al sujeto al pago de 162 mil 320 pesos por concepto de indemnización por la muerte del niño y se le negaron los beneficios de ley por no reunir los requisitos.

El delito que se le imputó a la mujer, que contaba con 40 años cuando ocurrieron los hechos, fue el de homicidio calificado, en tanto que a su amasio, quien tenía 50 años en ese tiempo, se le acusó de violación equiparada y homicidio calificado.

 

Padres alcohólicos

Ambos tenían su domicilio en el predio número 486 de la calle 100 entre 59-I y 59-L de la colonia Bojórquez, donde vivían con varios nietos, entre éstos la pequeña víctima, Luis Adrián González Gamboa, quien tenía 3 años.

Ana María vivía con sus cuatro nietos (de 5, 4, 3 y 2 años de edad), porque los menores les fueron retirados a sus padres debido a su adicción al alcoholismo.

Luis Alejandro González Canul y Sandra Angélica Gamboa Ochoa sólo se dedicaban a embriagarse, y por ello el DIF Estatal les quitó a sus hijos y los entregó a la abuela, quien vivía con Fermín Sosa.

El 20 de diciembre del 2010, el sujeto le propinó un golpe al niño en la frente mientras miraba televisión, y a causa del impacto el menor cayó de la cubeta donde estaba sentado y se golpeó la cabeza contra el piso, resultando con traumatismo craneoencefálico.

El pequeño fue trasladado al Hospital O’Horán, que poco después dio aviso del fallecimiento del menor a causa de las lesiones que había sufrido.

Al ser interrogados, los ahora sentenciados cayeron en contradicciones, y al realizar las primeras indagatorias quedaron al descubierto los abusos sexuales y físicos contra el pequeño, pues el infante era quemado constantemente en los glúteos con cigarros encendidos.

Lo anterior se pudo corroborar con varios de los vecinos, toda vez que, según el expediente, estos abusos eran constantes y siempre se escuchaban llantos del niño en esa casa, aunque el DIF no le dio seguimiento al caso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios