19 de Septiembre de 2018

Opinión

Perseverancia

La jugada es no rendirse sino luchar cuantas veces sea posible para alcanzar...

Compartir en Facebook PerseveranciaCompartir en Twiiter Perseverancia

La jugada es no rendirse sino luchar cuantas veces sea posible para alcanzar tu propio éxito y aunque fácil es decirlo es complejo convertirlo en acciones, pues, por lo general, en tu camino al éxito te encontrarás con mucha gente criticona que te hará dudar.

Esta semana se llevó a cabo la edición número 52 del famosísimo (entre médicos) Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas o Enarm, como le decimos a este terror anual. Resulta ser que esta es la única opción que plantea nuestro gobierno para la admisión de prospectos a especialistas en los hospitales. Este año presentamos el examen 46 mil 200 médicos, los cuales dimos, seguramente, lo mejor de cada uno para ocupar una de las 8 mil 500 plazas que se ofertaron a nivel nacional; es decir que cerca del 82% de los sustentantes no pudieron alcanzar su sueño. Pero bien dijo Churchill: “El coraje es ir de fracaso en fracaso sin pérdida de entusiasmo”. Y es por lo anterior que hoy celebro a todos mis amigos, conocidos y desconocidos que lograron pasar el gran reto y que lo intentaron por segunda, tercera, cuarta o hasta quinta vez. Son ustedes el ejemplo preciso de nunca rendirse, de dejar sus horas de sueño por su sueño. Pasar a la primera no es sencillo y no le quito el mérito a los triunfadores, pero levantarse después de haber caído requiere de una medalla de valentía y otra más grande que revela la magia de este domingo: la perseverancia.

Así pues amigo lector, cuando conozcas a un especialista enorgullécete, pues quien te atiende ha sido alguien que batalló y sacrificó tantas cosas por alcanzar sus sueños, los sueños de mantenerte a salvo, y cuando veas a un médico general ¡motívalo!, porque no sabes todo aquello que por su vida está pasando, en especial cuando a la medicina de hoy se le paga mucho menos de lo que gastamos en la peluquería.

Tomemos estos ejemplos de crecimiento personal y emprendamos la subida pese a la caída, siguiendo bien el consejo de Stephen Kaggwa, un ex indigente muy exitoso: “Inténtalo y fracasa, pero no fracases en intentarlo”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios