12 de Diciembre de 2017

Yucatán

Pescadores de Chuburná Puerto navegan entre lodo

Los hombres de mar piden a las autoridades que desazolven el puerto de abrigo debido a que cuando baja el agua, materialmente quedan atrapados.

Entrada a la dársena de Chuburná. (Manuel Pool/SIPSE)
Entrada a la dársena de Chuburná. (Manuel Pool/SIPSE)
Compartir en Facebook Pescadores de Chuburná Puerto navegan entre lodoCompartir en Twiiter Pescadores de Chuburná Puerto navegan entre lodo

Manuel Pool/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- Piden pescadores de la comisaría de Chuburná el desazolve del puerto de abrigo, señalan que cuando hay crecida por los llamados “suestes” (viento del sureste), el nivel del agua baja considerablemente en la bocana, al grado de que algunos hombres de mar han dañado sus motores cuando se arrastran por el lodo, con el riesgo de desbielarse, por lo que tienen que gastar de 4 mil a 20 pesos no presupuestados en repararlos.
 
“Al salir a trabajar por las mañanas tenemos que pasar por partes bajas, de hasta un metro o metro y medio de profundidad, por lo que hay que rodear hacia el poniente para pasar por un canal de unos diez metros de ancho y unos sesenta de largo, situación que se complica por las tardes con los fuertes vientos que dificultan la entrada, empujándote hacia las partes ya cubiertas de arena y lodo, que hasta se ven a simple vista”, indicó Pedro Cab Uc, uno de los pescadores que retornaba al puerto al finalizar sus labores de pesca de escama.
  
Al respecto, Mariano Tzab Sosa dijo que en el puerto de abrigo se requiere, de manera urgente, realizar el dragado y la ampliación del muro de contención, ya que, según explicó, es insuficiente para albergar el número de embarcaciones, unas 450, sobre todo durante las temporadas de pulpo, por lo que muchas deben de ser subidas a la arena o las llevan a sus casas para hacerle alguna reparación. El lugar sólo tiene capacidad para albergar unas 300.

En la actualidad, se pegan unas con otras y en tiempos de norte, cuando se registran fuertes vientos, chocan las embarcaciones entre sí, dañándose.

El entrevistado recordó que en ese lugar no se cuenta con agua potable, por lo que se les dificulta lavar sus motores y artículos de pesca.

“Hay que llevar el agua en las camionetas, con tambores, o en su caso, llevarnos a casa los equipos para limpiarlos, lo que representa un mayor trabajo”, dijo.

La red de agua potable llega a dos kilómetros del refugio pesquero.   

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios