21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Piden a adultos mayores no heredar en vida

Al iniciar el mes del testamento, llaman a evitar problemas con los familiares al momento de fallecer.

En Yucatán, sólo una de cada 10 personas realizan su testamento antes de morir. (SIPSE)
En Yucatán, sólo una de cada 10 personas realizan su testamento antes de morir. (SIPSE)
Compartir en Facebook Piden a adultos mayores no heredar en vidaCompartir en Twiiter Piden a adultos mayores no heredar en vida

Jaime Tetzpa/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con miras a que las personas tengan una vejez segura, con solvencia económica y no corran el riesgo de terminar sus días en un asilo, expertos recomiendan que las herencias se hagan efectivas al morir, no en vida. 

No obstante, cuando las personas de la tercera edad cuentan con el apoyo de sus familiares, es oportuno que los atiendan en una casa de asistencia para que convivan con gente de su edad y realicen actividades que los mantengan activos. 

La directora de la Fundación Edad Dorada, Mya Parra Perea, explicó que ha visto despojos y personas abandonadas por sus hijos, situación que en algunos casos no es por maldad, sino por la incapacidad de mantenerlos. 

Comentó que los adultos mayores son imprescindibles mientras sirven a su familia o apoyan en las labores de la casa, pero cuando dejan de ser autosuficientes por alguna situación y requieren ayuda de sus seres queridos, éstos no quieren hacerse responsables.

Incluso, dijo, conoce casos en los que envían a la persona a la casa de asistencia, tras haberla convencido de firmar el testamento en vida para heredar a los hijos.

“Atendemos a personas de 60 hasta 90 años, pero al no tener apoyo económico de instituciones gubernamentales, iniciamos actividades como residencia particular, por lo que con nuestros medios sostenemos la fundación que alberga abuelos desamparados, pensionados y carentes de medios económicos para su tratamiento”, detalló.

Dijo que el objetivo es rescatar las esperanzas y mejorar la calidad de vida de los huéspedes, y enfatizó que los adultos mayores se deprimen en casa cuando se les hace creer que se han vuelto una carga. 

Evite problemas

Reforzar la cultura de la prevención y la legalidad, a través de la figura del notario público o mediante el testamento ológrafo para heredar bienes, es el objetivo de la campaña “Septiembre, mes del testamento”, que pone al alcance de las personas la posibilidad de evitar problemas a sus seres queridos al momento de fallecer.  

El testamento público abierto, durante la campaña, tendrá un costo de mil 200 pesos, mientras que el ológrafo será de 221 pesos y se mantendrá el programa Heredar, con un precio de mil pesos, informó Luis Enrique López Martín, vicepresidente del sureste de la Asociación Nacional del Notariado Mexicano.

Destacó la intensa labor en el interior del Estado para llevar a cabo este programa, lo cual es un complemento para beneficiar a la población de escasos recursos que no pueden acudir a Mérida y, por tanto, representa un complemento al trabajo de los fedatarios.

Fe pública

Informó que en noviembre se suscribirá con la Secretaría de Gobernación y la Asociación Nacional del Notariado Mexicano un nuevo convenio, en el marco de la  jornada notarial que se realizará en Veracruz, para apoyar aún más el tema del testamento, ya que existe gran interés del Gobierno Federal para promover este programa en todos los niveles sociales, a fin de ofrecer seguridad jurídica patrimonial a la ciudadanía, y evitar conflictos o la desintegración de familias cuando la persona fallece y deja bienes inmuebles intestados.

Recalcó que el beneficio de este convenio sería ampliar por seis años el programa, el cual se ha consolidado desde hace ocho años.

Incluso, dijo, en algunas entidades se han modificado los códigos civiles o familiares para suprimir la obligatoriedad de presentar a tres testigos para elaborar el testamento, siendo el notario el responsable de rendir fe pública sobre la última voluntad del testador, por lo que invitó a las autoridades a que Yucatán se sume a esta simplificación.

Recordó que la elaboración del testamento público abierto es simple, ya que basta con estar en pleno uso de sus facultades mentales, tener mayoría de edad, acudir acompañado por tres testigos con identificación oficial, así como la de la persona que desea heredar sus bienes.

Enfatizó que en Yucatán sólo una de cada 10 personas elaboran su testamento antes de fallecer.

Documento revocable

López Martín agregó que para existen dos modalidades para heredar: el testamento público abierto, que se realiza ante un notario público, y el ológrafo, que se hace ante el director del Archivo Notarial.

La diferencia, detalló, es que el testamento ológrafo se redacta con puño y letra -como si fuera una carta- y se deposita en un sobre sellado en el Archivo Notarial, por un costo de 221 pesos. 

Apuntó que el inconveniente es que, al fallecer la persona, para que los familiares hagan efectivo el testamento, tienen que acudir a un juzgado para iniciar un juicio de “sucesión testamentaria” y deberán pagar los honorarios al abogado que les lleve el caso.

En el testamento público abierto, tras la apertura del documento, se publican los edictos necesarios en los periódicos y se paga los honorarios del notario, en función de los bienes heredados.

Cabe señalar que el testamento es revocable; es decir, se puede modificar varias veces, pero el último será el que tenga validez.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios