26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Plagas invaden la capital yucateca

Ante el crecimiento de la ciudad, el desplazamiento de los depredadores naturales ocasiona la proliferación de insectos, muchos de ellos transmisores de enfermedades.

Las palomas son de las aves que han proliferado en la ciudad, hasta convertirse en plaga. (Milenio Novedades)
Las palomas son de las aves que han proliferado en la ciudad, hasta convertirse en plaga. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Plagas invaden la capital yucatecaCompartir en Twiiter Plagas invaden la capital yucateca

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Una invasión de hormigas, cucarachas y otros insectos afecta desde hace días a las viviendas meridanas, ante lo cual, investigadores alertan que ese fenómeno natural es consecuencia del incremento acelerado de la mancha urbana hacia el hábitat de la fauna silvestre.

“La ciudad siempre ha crecido. Mérida ha sido uno de los principales centros de atracciones de capitales, negocios, y es el polo central de la Península de Yucatán e incluso de la región sureste”, señaló Jorge Pacheco Castro, doctor en antropología y profesor investigador titular de la Unidad de Ciencias Sociales  de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Explicó que hasta antes de los años 80, Mérida era una ciudad “compacta” porque su crecimiento iba de manera ordenada en relación con el centro de la urbe, si bien había asentamientos humanos privados, éstos se encontraban dentro de la mancha urbana.

“Sin embargo, la ciudad se empezó a dispersar, aumentando el número de fraccionamientos en la zona rural, rica en fauna silvestre, como Francisco de Montejo o Las Américas”, expuso.

Agregó que las tierras del norte de la ciudad empezaron a ser un atrayente para los inversionistas principalmente al ramo de la construcción.

“Esta invasión de insectos se debe al calentamiento local del medio ambiente. Es una consecuencia de la depredación de los grandes cinturones de vegetación endémica, así como la fauna”, indicó.

Señaló que hay un rompimiento de las cadenas bióticas, de manera que la fauna endémica es desplazada de estos nichos ecológicos donde tenían su medio de reproducción y ahora es cada vez más frecuente ver animales deambulando por las calles, inclusive atropellados, como zarigüeyas, zorros y zorrillos. 

“Han proliferado los insectos, transmisores de enfermedades; uno de los más peligrosos es el ‘pic’, un tipo de chinche que transmite el mal de Chagas”, alertó.

Este insecto solía alimentarse de la fauna, pero ahora se ve en la necesidad de invadir las viviendas, infectando a las personas y así otros insectos también rondan la ciudad, ya que sus depredadores fueron desplazados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios