17 de Octubre de 2018

Yucatán

Alpiste para destruir la grasa y aliviar hipertensión

El alpiste también es gran remedio contra la obesidad y un aliado del hígado.

El alpiste es un gran aliado para desinflamar órganos como el hígado y los riñones. (anech-chapingo.org.mx)
El alpiste es un gran aliado para desinflamar órganos como el hígado y los riñones. (anech-chapingo.org.mx)
Compartir en Facebook Alpiste para destruir la grasa y aliviar hipertensiónCompartir en Twiiter Alpiste para destruir la grasa y aliviar hipertensión

Víctor Hugo Lizama/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- A veces andamos en busca de productos para la salud que pueden ser difíciles de conseguir y con precios muy elevados. Muchas veces, estos productos existen en casa pero no siempre sabemos que nos pueden servir. El alpiste es uno de ellos. 

Es la única especie de su género que se cultiva para la producción de granos. Los mismos se destinan, casi exclusivamente, a la alimentación de aves ornamentales y en pequeñas cantidades a la alimentación humana y de animales de cría. 

Con respecto a los humanos resulta que un vaso de leche enzimática de alpiste (Phalaris canariensis) tiene más proteína que dos o tres kilogramos de carne pero con aminoácidos estables, esto es que viajan de una manera segura e indestructible hasta nuestro organismo.

Las enzimas que proporciona el alpiste tienen un poder inmenso para desinflamar nuestros órganos, particularmente el hígado, los riñones y el páncreas, por lo que convierte este dato al alpiste en un regenerador pancreático inmenso, es decir, acaba con la diabetes en unas pocas semanas, elimina también la cirrosis al aumentar el conteo de hepatocitos del hígado y, de paso, claro, lo desinflama, recarga los riñones de enzimas, favoreciendo una saludable diuresis que elimina el exceso de líquidos en el cuerpo, por lo que el alpiste es un incansable luchador contra la hipertensión.

Es una maravilla, por contener la enzima lipasa elimina rápidamente grasa del organismo, ya sea de las venas, arterias, o simplemente de los depósitos de grasa. Por esto, es un remedio grandísimo para la obesidad y genera grandes y potentes resultados como un promotor de corte y tonacidad muscular.

Sólo se trata de poner a remojar cinco cucharadas de alpiste por la noche y por la mañana eliminar el agua en que se remojó; depositar las cinco cucharadas de alpiste remojado en la licuadora, llenar ésta de agua pura y licuar. 

El resultado será una leche muy espumosa de suave sabor que es básicamente una inyección a favor de la salud máxima y de la deseable figura del cuerpo. Se toma un gran vaso en ayunas y otro inmediatamente antes de dormir. 

Mi correo es: [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios