16 de Octubre de 2018

Yucatán

Conoce a 'la planta del corazón'

El consumo adecuado de espino blanco es muy útil para prevenir infartos.

El espino blanco, también conocido como cerezo de pastor, actúa como calmante en el sistema nervioso. (kyreo.es)
El espino blanco, también conocido como cerezo de pastor, actúa como calmante en el sistema nervioso. (kyreo.es)
Compartir en Facebook Conoce a 'la planta del corazón'Compartir en Twiiter Conoce a 'la planta del corazón'

Víctor Hugo Lizama/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Sin duda que el estrés es un enemigo de la salud que propicia muchos padecimientos. Uno de los más delicados es el problema de la alteración de la presión sanguínea. Buenamente la madre naturaleza siempre tendrá un remedio para casi todo y uno de ellos es el espino blanco. 

El uso principal del espino blanco o albar se centra en los beneficios que produce en el corazón. Se dice que su uso es ancestral y siempre nos fascina cómo y quién se tomó la tarea de descubrir estos aliados de la salud. 

El espino blanco (Crataegusoxyacantha L.), espino albar, majuelo o “cerezo de pastor”, como se le conoce en algunos sitios, pertenece a la familia de las rosáceas.

Esta planta se especializa en el sistema simpático, evitando trastornos como ansiedad, insomnio de carácter nervioso y vértigo entre otras cosas. Por si fuera poco  es un vasodilatador de las arterias coronarias. Apoya al corazón a bombear sangre con mayor intensidad lo que lo hace cardiotónico. Previene el infarto al miocardio.

Actúa como calmante sobre el sistema nervioso simpático (responsable de preparar el cuerpo contra el estrés, favoreciendo la huida o la reacción al peligro o amenaza), es febrífugo, sus frutos son fuente de minerales y rico en vitamina C y B. Astringente, diurético y relajante.

No debe combinarse

Si el espino blanco es efectivo para las taquicardias y arritmias, prevención de infartos de miocardio, mejora de las insuficiencias cardíacas, mejora de la circulación sanguínea en enfermos afectados de arteriosclerosis y además regula la hipertensión (por su capacidad de aumentar el tamaño de los vasos sanguíneos de la periferia corporal) y la hipotensión (por su efecto tónico), pues bien merecido su apodo de “La planta del corazón”. 

El espino blanco no debe combinarse con otros medicamentos para el corazón u otros productos naturales que actúan sobre el músculo cardíaco. Al tratarse de una planta que afecta a un órgano tan delicado como el corazón, lo más adecuado es consultar con el médico antes de iniciar el tratamiento. Este remedio está  acreditado como un aliado efectivo del corazón.

Mi correo es: [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios