22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Mira todo lo que puedes hacer con semillas de Ramón

Con esta 'nuez maya' se pueden preparar tortillas, un sustituto de café e incluso un delicioso potaje.

La semilla de Ramón (Brosimum alicastrum) se puede encontrar con facilidad en cualquier punto de Yucatán. (tropicalbotany.com)
La semilla de Ramón (Brosimum alicastrum) se puede encontrar con facilidad en cualquier punto de Yucatán. (tropicalbotany.com)
Compartir en Facebook Mira todo lo que puedes hacer con semillas de RamónCompartir en Twiiter Mira todo lo que puedes hacer con semillas de Ramón

Víctor Hugo Lizama/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El viernes pasado, en un pequeño restaurante de Mérida, tratando de no comer lo rutinario, nos deleitamos con unas enmoladas oaxaqueñas que como dicen en el lugar eran “nada gourmet” pero resultaron ser un “apapacho”. 

Mientras nos servían, nos pusimos a curiosear qué otras cosas venden ahí y nos encontramos tres productos derivados del Ramón: polvo de hojas para hacer té, horchata y semilla pulverizada para preparar un tipo de café.

Inmediatamente pensamos en nuestra amiga nutrióloga Ingrid Centeno que años atrás nos motivaba a ocuparnos de este maravilloso árbol muy común en nuestra tierra yucateca, el brosimum alicastrum. 

Ya antes nuestro apreciado maestro de botánica y herbolaria, don Paulino Simá, nos había puntualizado que esta especie, al igual que el Xcambahau (dorstenia contrajerva) y el Xcanán (hameliapatens) se encuentran en lugares donde ha habido asentamientos humanos, ya sea una zona arqueológica maya, una bella hacienda o alrededor de un fantástico cenote.

Con respecto al Ramón, sabiendo todas sus aportaciones nutritivas y medicinales, debería incluirse en nuestra dieta cotidiana. No de sustituir al maíz pero sí alternarlo, pues si en el pasado fue el alimento principal de los mayas y salvó vidas cuando hubo hambrunas por problemas meteorológicos, ataques de langosta o guerras como la de castas, lo puede hacer en el presente al alimentar mejor a las familias y darles más salud. 

Según la CONABIO, las nueces de ramón -como se le conoce al fruto- tienen sabor a castañas, una gran cantidad de triptófano (relajante natural), y un aminoácido deficiente en las dietas a base de maíz que ayuda a que el organismo elabore sus propias proteínas.

En cuanto al uso, las semillas se pueden comer solas o combinarlas con maíz para hacer tortillas; se pueden combinar con miel y plátano. Tostadas y molidas se usan como sustitutas de café. Se puede hacer una harina negra para hacer pan; además, la semilla contiene un aceite esencial, grasa y azúcares. 

De hecho, les recomendamos hacer un delicioso potaje de esta nuez maya, acompañada de zanahoria y papa. 

Mi correo es: [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios