18 de Octubre de 2018

Yucatán

Con esta planta puedes evitar el 'mal de ojo'

La raíz de Tankasché (Zanthoxy lumfagara) se usa en forma de cruz cerca de donde duermen los niños para alejar dicho padecimiento.

El Tankasché es útil para calmar los efectos del temido 'mal de ojo'. (SIPSE)
El Tankasché es útil para calmar los efectos del temido 'mal de ojo'. (SIPSE)
Compartir en Facebook Con esta planta puedes evitar el 'mal de ojo'Compartir en Twiiter Con esta planta puedes evitar el 'mal de ojo'

Víctor Hugo Lizama/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Preguntando sobre el Chintok y el Elemuy, que son aliados contra las piedras de riñón y de vesícula biliar, nos enteramos de otra planta que se usa para un malestar conocido como un padecimiento o síntoma asociado a otras enfermedades. 

Tradicionalmente se vincula con lo que llamamos los yucatecos un “mal viento”, “mal de ojo” o “mala vibra” que entra a nuestro cuerpo y se estaciona en la cabeza, o a un desequilibrio en la temperatura corporal en que el calor se desplaza y concentra en esta región anatómica, según la medicina tradicional mexicana, cuyo carácter es sólo cultural.

Este problema puede ocurrir por exponerse al frío cuando el cuerpo está caliente, andar descalzo, mojarse los pies o permanecer por largo tiempo bajo el sol.

Otras acciones que lo pueden provocar son: cargar en la cabeza objetos pesados, no cumplir con los horarios alimenticios, ciertos estados de ánimo como experimentar un coraje, estar de mal humor o sentirse deprimido.

Don Lucio Mex Yam, quien ya anteriormente nos ha ilustrado de otras plantas, nos cuenta que vivió un tiempo en los alrededores de Escárcega, Campeche, en una época que no era nada fácil encontrar un doctor ni mucho menos una farmacia. 

Cayó en enfermedad que él dice le vino por tomar agua fría estando muy caluroso y esto le provocó vómitos, espasmos, jaquecas y pérdida de apetito (consecuentemente perdió mucho peso y quedó muy débil y flaco).

Por fortuna mucha gente tiene abuelos sabios que conocen de plantas y su abuelita le dio el remedio que lo curó de este padecer en una semana. 

La señora consiguió raíz de Tankasché (Zanthoxy lumfagara) y le raspó a ésta algo de viruta. Este raspado lo mezcló con un poco de bicarbonato (lo que trae un sobrecito) y cuatro hojas de naranja agria. Hirvió un litro de agua y le agregó los elementos mencionados logrando un té que don Lucio bebía como agua de tiempo.

Otro uso de Tankasché es poner una cruz hecha de la raíz cerca de donde duermen los niños y así evitar malos aires (mal de ojo). 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios