20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Despiden a dos policías por extorsión

Horas después del acto de corrupción, uno de los agentes choca una patrulla contra un poste, al ser perseguido por sus víctimas.

La patrulla de la Policía Municipal de Progreso que chocó uno de los policías que fueron dados de baja por actos de corrupción. (Óscar Pérez/SIPSE)
La patrulla de la Policía Municipal de Progreso que chocó uno de los policías que fueron dados de baja por actos de corrupción. (Óscar Pérez/SIPSE)
Compartir en Facebook Despiden a dos policías por extorsiónCompartir en Twiiter Despiden a dos policías por extorsión

Óscar Pérez/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- La Policía Municipal de Progreso dio de baja a dos agentes por incurrir en actos de corrupción.

La corporación confirmó que los agentes fueron dados de baja inmediatamente tras ser hallados responsables de estos hechos.

De manera extraoficial se averiguó que uno de los agentes involucrados es un policía que chocó el carropatrulla 3001 contra un poste, en la curva de La Draguita, en la calle 64 con 39.

Según se averiguó y con base en el testimonio de vecinos, el policía que ayer chocó el carropatrulla (que es vecino de la zona) estuvo involucrado la madrugada del miércoles en un caso de extorsión junto con otro de sus compañeros policías.

Luego de chocar la unidad, el agente huyó del sitio y se refugió en su casa, y luego regresó como si nada hubiera sucedido.

En la madrugada, en un hecho aparte, horas antes de chocar, el agente y un compañero sorprendieron a dos ciudadanos en estado de ebriedad en un vehículo particular. Al parecer, a cambio de dejarlos ir, les pidieron sus celulares y sus carteras.

Los ciudadanos entregaron sus pertencias, pero horas más tarde se presentaron en las oficinas de la Policía e interpusieron una queja formal contra los agentes extorsionadores.

Entre los vecinos del rumbo de La Draguita corrió la versión de que el policía estaba huyendo a toda velocidad y por ese motivo chocó, pues era perseguido por las personas a las que horas antes había despojado de sus pertenencias. 

La corporación informó ayer que el agente chocó por dormitar frente al volante.

Luego de rápida investigación, se compobaron las acusaciones y los agentes fueron dados de baja inmediata y boletinados a nivel nacional en la Plataforma México para que no sean contratados nuevamente por ninguna corporación de seguridad pública ni privada.

Comunicado oficial

Por los hechos, la Policía Municipal de Progreso difundió ayer el siguiente comunicado oficial:

La Dirección de Seguridad Pública y Tránsito del puerto de Progreso, a través de su consejo de honor y justicia, dispuso la baja inmediata de dos elementos policiacos por pérdida de confianza.

Los  elementos, Héctor Aguilar de Dios, quien tenía laborando 7 años en esta dirección, y Jesús Sabido Cab, con 10 meses de labor en la corporación, fueron dados de baja al quebrantar los principios institucionales de legalidad, objetividad, eficiencia, honradez y respeto a los derechos humanos.

Dichos elementos fueron dados de baja la tarde del miércoles, por un hecho ocurrido alrededor de las 01:30 horas del día 18 de febrero del año en curso, cuando ambos sustrajeron unos teléfonos celulares del interior de un vehículo que se encontraba estacionado en la calle 25 entre 60 y 62 de esta ciudad, cuyos ocupantes se encontraban en estado de ebriedad y dormidos en su interior.

Ante estos hechos los afectados acudieron a las oficinas de esta dirección, donde narraron los hechos y señalaron a los responsables de la sustracción de sus teléfonos, por lo tanto el departamento de asuntos internos de esta dirección realizó la investigación correspondiente, motivo por el cual se turnó el caso a la comisión de honor y justicia de esta corporación policiaca, dando como resultado dicha destitución.

Los artículos (2 teléfonos celulares) fueron recuperados y entregados a sus propietarios.

Por este medio se exhorta a la ciudadanía en general a reportar cualquier anomalía ante la dirección de esta corporación, misma que realizará una investigación interna de los hechos y en su caso un proceso cuya sanción puede resultar en una suspensión temporal o total de sus funciones.

Degradado por pérdida de confianza

En abril del año pasado informamos que la policía de tránsito de Progreso degradó y dio de baja a un agente por pérdida de confianza.

De acuerdo con un comunicado oficial, el agente alteró pruebas de un posible hecho delictivo, y por su proceder fue enviado a Asuntos Internos de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito de Progreso.

La decisión se basó en la violación de al menos dos artículos -y sus respectivas fracciones- del Reglamento Profesional de Carrera.

De acuerdo con el boletín informativo de la autoridad, el Consejo de Honor y Justicia de la Dirección de Tránsito determinó dar de baja al agente Juan Pablo Catzín Catzín, de 39 años, y con dos años de carrera en la corporación.

El policía tercero, con domicilio en Mérida, que ingresó a la corporación el 30 de marzo de 2012, fue degradado y expulsado de la corporación por pérdida de confianza, porque "ocultó, extravió, alteró y daño" el indicio o prueba de "un probable hecho delectivo".

Dijo que la mala conducta del agente ocurrió el 2 de abril de 2013, pero la autoridad no dio más detalles acerca de la falta del agente, ni del caso al que pertenecía la evidencia que supuestamente alteró Juan Pablo Catzín.

Degradación en la SSP

A fines de octubre de 2013, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) dio de baja a dos policías y un jefe de sector, por un escándalo sexual que se hizo público en video, difundido en redes sociales.

Los agentes fueron degradados y exhibidos públicamente a través de otro video que la SSP subió al sitio YouTube.

Los agentes destituidos fueron: David Raymundo Vázquez Ucán, de 31 años, y con 8 de servicio -quien presuntamente aparece en el video en pleno acto sexual con una mujer- y su compañero Benjamín Gaspar Sánchez, responsable del vehículo oficial.

La SSP no dio el nombre del jefe del Sector que también fue destituido, por no estar al tanto de lo que, en horas de trabajo, realizaban sus subordinados.

En el video que motivó la baja de los agentes, se puede ver a policía uniformado –y a quien la SSP señala como David Raymundo Vázquez Ucán- detrás de una camioneta oficial con número 2037-, en pleno acto sexual con una mujer no identificada, en las inmediaciones del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Yucatán.

Las imágenes comenzaron a circular por las redes sociales y prendieron los focos de alerta en los altos mandos de la Secretaría. El caso llegó hasta la Comisión de Honor y el director operativo de la Corporación, Emilio Fernando Zacarías Laines, degradó a los tres elementos.

La grabación fue hecha cuando la patrulla estaba estacionada cerca del reclusorio, con dos policías a bordo que supuestamente vigilaban la zona.

El lugar donde ocurrió el hecho es una zona solitaria por la que prácticamente sólo circulan policías estatales. A 100 metros se localiza el cuartel del Sector Sur de la corporación policiaca.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios