17 de Agosto de 2018

Yucatán

Jóvenes bachilleres luchan contra el analfabetismo en Yucatán

Capacitan a preparatorianos para asesorar a adultos que quieran aprender a leer y escribir, o bien, concluir un nivel educativo.

En la actualidad Yucatán ocupa el sitio número 13 a nivel nacional respecto al analfabetismo, lo que afecta al 4.6 por ciento de la población. En la imagen, varios adultos presentan un examen en una escuela. (Milenio Novedades)
En la actualidad Yucatán ocupa el sitio número 13 a nivel nacional respecto al analfabetismo, lo que afecta al 4.6 por ciento de la población. En la imagen, varios adultos presentan un examen en una escuela. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Jóvenes bachilleres luchan contra el analfabetismo en YucatánCompartir en Twiiter Jóvenes bachilleres luchan contra el analfabetismo en Yucatán

Agencias
MÉRIDA, Yucatán.- Jóvenes que cursan el bachillerato en Yucatán se suman a la lucha contra el analfabetismo y el rezago educativo, que en el primero de los casos afecta a unas 100 mil personas mayores de 15 años, según informó Notimex.

El Instituto para la Educación de los Adultos del Estado de Yucatán (IEAEY) y el Colegio de Bachilleres de Yucatán capacitan a jóvenes que cursan este nivel educativo, a fin de que puedan asesorar a personas adultas que quieran aprender a leer y escribir, o bien, concluir un nivel educativo.

El director general del IEAEY, Juan Carlos Cervera Pavía, destacó que esta lucha permitirá que a 2018, unas 30 mil personas mayores de 15 años sepan leer y escribir, pero además se incremente el número de personas que concluyen un nivel educativo, que en 2014 serán de cerca de 14 mil.

Y es que, dijo, según cifras de 2010, el 4.6 por ciento de las personas mayores de 15 años que viven en Yucatán –unas 100 mil- no saben leer y escribir, cerca de un 60 por ciento de ellos son indígenas, concentrándose su presencia en las regiones del sur y oriente del estado.

En esta lucha sumamos esfuerzos con centros educativos como la Universidad de Oriente, de la CTM y el Colegio de Bachilleres de Yucatán (Cobay), con quienes recientemente firmamos un convenio, a fin de que los jóvenes de tercer, quinto y sexto semestre puedan capacitarse y fungir como asesores educativos.

El reto, explicó, es que cada uno de estos jóvenes pueda enseñar a leer o escribir, o concluir un nivel de estudios, a una persona, lo cual será tomado como parte de su calificación formativa para concluir su educación media superior.

Recordó que a finales de agosto pasado, jóvenes de 23 plantes de los 72 con que cuenta el Cobay en toda la geografía estatal han iniciado su capacitación y se espera que en este mismo año se sumen estudiantes de los 49 restantes, lo que representaría una fuerza de 27 mil alumnos.

En la actualidad el IEAEY cuenta con 120 docentes técnicos y mil 300 asesores para atender a muchas personas que no saben leer y escribir

Al mismo tiempo, resaltó, estamos en la formación de maestros y asesores que permitan atender a tan sólo una persona analfabeta, ellos tendrán la encomienda de buscarlos y atenderlos, entre seis a ocho meses, según la disposición de quienes quieran recibir instrucción.

Este es todo un reto, ya que en la realidad las personas no van diciendo que son analfabetas o que no saben leer y escribir, pero para nosotros es una gran ayuda, dado que sólo contamos con 120 docentes técnicos y mil 300 asesores para atender a un universo importante de personas que no saben leer y escribir.

Cervera Pavía expresó que en la actualidad Yucatán ocupa el sitio número 13 a nivel nacional respecto al analfabetismo, lo que afecta al 4.6 por ciento de la población.

Destacó que en la actualidad se impulsa un programa de educación bilingüe, que permita acerca la educación a la población mayahablante, pues una de las dificultades para que aprenda a leer y escribir es que son monolingües.

Estos programas, abundó, no sólo permitirán que los adultos, en especial los indígenas mayas, aprendan a leer y escribir, sino además estamos formando jóvenes con un gran compromiso social y de solidaridad con sus semejantes.

“No hablamos de que enseñen a personas desconocidas, puede ser a sus padres, abuelos, parientes, conocidos o vecinos, incluso pueden ayudar a algún amigo que no haya concluido su instrucción a que lo logre”, señaló.

“Estamos en este esfuerzo por abatir el analfabetismo y el rezago social, mediante un esquema de ganar-ganar, en un esfuerzo que nos permita pasar de mil 200 asesores a cinco mil, a quienes vemos como figuras solidarias”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios