27 de Mayo de 2018

Yucatán

Pasa a la historia tras borrachera y robo

Eric Alberto Amaya Sonda es el último detenido en Yucatán que será procesado con el antiguo sistema penal.

Eric Alberto Amaya Sonda pasará a la historia de la justicia yucateca porque su caso fue el último que se ventiló en el antiguo sistema penal de Yucatán. (Francisco Puerto/SIPSE)
Eric Alberto Amaya Sonda pasará a la historia de la justicia yucateca porque su caso fue el último que se ventiló en el antiguo sistema penal de Yucatán. (Francisco Puerto/SIPSE)
Compartir en Facebook Pasa a la historia tras borrachera y roboCompartir en Twiiter Pasa a la historia tras borrachera y robo

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- “Estaba borracho. Lo hice porque combiné las cervezas con la marihuana”, declaró el barrendero del Ayuntamiento de Mérida, Eric Alberto Amaya Sonda, quien pasará a la historia de la justicia yucateca porque su caso fue el último que se ventila en el antiguo sistema penal.

Ayer, el acusado fue presentado en la rejilla de prácticas del Juzgado Cuarto Penal, donde aunque pague fianza y salga libre enfrentará proceso por el delito de robo calificado que le imputa Marlon Stanley Balam Solís.

De acuerdo con la denuncia, alrededor de las 21:30 horas del lunes, Eric Alberto se encontraba intoxicado con alcohol y marihuana cuando, al pasar a las puertas del predio número 252 de la calle 5-E entre 16 y 18 del fraccionamiento Bosques de Yucalpetén, vio en la terraza una bicicleta color verde, rodada 26.

Así que se apoderaró del vehículo de dos ruedas y se alejó del sitio, pero fue visto por el denunciante quien, junto con el propietario de la vivienda, Pablo Yam, lo persiguió. Al verse descubierto, el ladrón abandonó la bicicleta y brincó la reja de un predio.

Cuando pensaba que ya se había salvado, los ladridos de un perro alertaron a los perseguidores, quienes, con apoyo de la Policía Estatal lo detuvieron y consignaron a las autoridades competentes.

Durante la declaración preparatoria histórica estuvieron presentes la fiscal Dalia Ojeda y el defensor público Virgilio Alejandro Cimé Cuevas.

Acepta la culpa

En su declaración preparatoria, el inculpado dijo que ese día tomó cerveza y fumó un cigarrito de cannabis, y cuando estaba yendo para su casa se “perdió”.

Sin embargo, al pasar por el predio en mención “vi la bicicleta y sí la agarré, pero no la monté, porque enseguida salieron unos chavos y me corretearon.

“Después brinqué una reja y un perro ladró, por lo que decidí entregarme a la Policía.

“El dueño de la bicicleta comprendió que tengo una hija de cuatro meses de nacida y pretendió dejarme libre, pero su amigo le dijo que en esa colonia nadie se sale con la suya y querían lincharme, pero al final de cuentas me llevó la Policía”, finalizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios