25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Proclaman la victoria de Jesucristo sobre el pecado

En la Catedral y las parroquias de María Inmaculada y Cristo Resucitado se congregaron feligreses para la bendición del Fuego Nuevo.

Cientos de devotos colmaron el máximo templo de Yucatán. (Milenio Novedades)
Cientos de devotos colmaron el máximo templo de Yucatán. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Proclaman la victoria de Jesucristo sobre el pecadoCompartir en Twiiter Proclaman la victoria de Jesucristo sobre el pecado

Cindy Levy/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con la bendición del Fuego Nuevo, los católicos yucatecos celebraron anoche la Solemne Vigilia Pascual que conmemora la Resurrección de Jesucristo.

En la Catedral, el Arzobispo Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, acompañado de los acólitos y demás sacerdotes, marcó en un cirio una cruz, las letras griegas de Alfa y Omega, así como el año 2014. Con una vela en mano, el Prelado inició una procesión que ingresó al máximo templo católico de Yucatán, que estaba completamente a oscuras.

A medida que avanzó la procesión, el Pbro. Antonio Flores Cervera pronución tres veces “Luz de Cristo, mientras Mons. Berlie Belaunzarán alzó el Cirio Pascual, de cuya luz se encendieron todas las velas de los fieles y finalmente fue colocado frente al altar mayor de Catedral.

De inmediato, el Pbro. Flores Cervera entonó el pregón pascual, el cual anuncia la Resurrección.

En su mensaje, el Arzobispo destacó que la Resurrección es un reto para que el amor a Cristo ocupe cada día un mayor espacio en el corazón del creyente, de tal modo “que podamos cada día proclamar la Victoria Pascual de Cristo en el propio corazón”.

En la iglesia de María Inmaculada, ante más de 300 fieles, Mons. Alvaro García celebró la Vigilia Pascual, que significa el paso de Cristo de las tinieblas del pecado a la luz de la vida eterna.

“El Cirio Pascual es  Cristo que resucitó de entre los muertos y reparte su fuego para encender las velas de todo los fieles, que es la luz del mundo”, señaló Mons. Alvaro García.

En la parroquia de Cristo Resucitado, el Pbro. Oscar Cetina, presidió la liturgia de Pascual a las afueras del recinto religioso, donde se congregaron alrededor de tres mil feligreses. 

“La eucarística es el centro de toda vigilia, en especial la de Pascua, pues se traduce en una eterna acción de gracias”, manifestó el Pbro. Cetina.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios