23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Los 'productos milagro' no curan ni alivian: Cofepris

En lo que va del año, el organismo no ha emitido ninguna alerta sanitaria relacionada con verificaciones en estos establecimientos.

En 2015 la Cofepris aseguró 'productos milagro' en tres de sus operativos realizados, pero en lo que va del año no se ha realizado ningún operativo al respecto. (Foto de archivo de Milenio Novedades)
En 2015 la Cofepris aseguró 'productos milagro' en tres de sus operativos realizados, pero en lo que va del año no se ha realizado ningún operativo al respecto. (Foto de archivo de Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Los 'productos milagro' no curan ni alivian: CofeprisCompartir en Twiiter Los 'productos milagro' no curan ni alivian: Cofepris

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La mayoría de los productos conocidos como “milagro” o “frontera” se caracterizan por exaltar, en su publicidad, una o varias cualidades terapéuticas, preventivas, rehabilitadoras o curativas, que van desde cuestiones estéticas hasta solución de problemas graves de salud. La realidad es que estos productos no curan ni alivian y mucho menos proporcionan los beneficios que ofrecen.

“En Yucatán, el año pasado, en materia de productos frontera, se realizaron 3 operativos originados por alertas sanitarias emitidas por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en los que se verificaron establecimientos dedicados a la venta de productos naturistas y suplementos alimenticios”, informó Miguel Angel Soberanis Luna, director de Protección contra Riesgos Sanitarios de los Servicios de Salud de Yucatán. 

El funcionario detalló que, producto de una de estas verificaciones, se encontró que cinco tiendas de autoservicio ofrecían en venta los productos señalados,de los cuales se aseguraron 69 paquetes con 3 cápsulas cada uno, las cuales posteriormente se destruyeron. 

De manera aleatoria, mes con mes se realizaron monitoreos en tiendas especializadas en la venta de productos “milagro” para que no expendan o publiciten estos artículos.

“En 2016, no se ha emitido ninguna alerta sanitaria por parte de Cofepris en relación a suplementos alimenticios que se ostenten como producto “milagro” para bajar de peso, talla o quemar grasa. 

En caso de emitirse la primera de este año, esta dirección procedería a emitir las ordenes de verificación correspondientes con la finalidad de ejercer el control sanitario en los establecimientos que se dedican al expendio de estos productos y en caso de encontrar el producto señalado en la alerta, se aplicaría la medida de seguridad que corresponda”, advirtió Soberanis Luna.

El funcionario indicó que la dirección a su cargo  realiza vigilancia constante a los  suplementos alimenticios también llamados erróneamente “productos milagro” y que con respecto a los productos dietéticos como tal no se realiza una regulación específica sin embargo, cuando se visitan los establecimientos que los comercializan se revisan todas las instalaciones y procesos en general.

Los peligros que encierran

Por su parte, Oscar Jesús Mijangos Ibarra,  jefe del departamento de bienes y servicios de la Subdirección de Control y Fomento Sanitario de la SSY explicó que cuando un suplemento alimenticio es ofrecido al público como un producto que aporta nutrientes, vitaminas, mejora la salud, previene enfermedades, cura padecimientos, promete ayudar a bajar de peso, tallas, quemar grasa, o en general, sugiere en sus etiquetados y publicidad que sirve para curar o paliar cualquier dolencia del ser humano,  es cuando se le denomina “productos milagro”.

“Esta afirmación es errónea porque se les atribuye a estos productos propiedades terapéuticas sin que exista evidencia científica presentada ante Cofepris y evaluada por esta autoridad sanitaria, que garantice su efectividad”, expresó Mijangos Ibarra.

Agregó que al no contar con la autorización sanitaria como medicamento y al “presumir” cualidades terapéuticas, estos productos inducen al error del consumidor o del paciente, evitando que pueda acudir oportunamente con el profesional de la salud para un diagnóstico temprano y tratamiento adecuado a su padecimiento.

“El paciente adquiere el producto con la esperanza de consumirlo y así aliviar, curar o calmar alguna enfermedad; sin embargo, al carecer de evidencia científica, “el producto milagro”, no dará tales beneficios y aún más grave, el padecimiento o enfermedad podrá evolucionar de manera silenciosa hasta representar un cuadro crónico en perjuicio de la salud y la vida de la persona”, concluyó Oscar Mijangos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios