24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Cuida tu información financiera

Con el objetivo de evitar situaciones de riesgo o ser víctima de los fraudes cibernéticos, las estrategias de protección son más diversas y complejas.

Los expertos recomiendan las transferencias bancarias en lugar de depositar o retirar dinero en efectivo. (Archivo/SIPSE)
Los expertos recomiendan las transferencias bancarias en lugar de depositar o retirar dinero en efectivo. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Cuida tu información financieraCompartir en Twiiter Cuida tu información financiera

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Actualmente la información financiera se mueve en el plano físico y digital, por lo que las estrategias para su protección cada vez son más diversas y complejas, a fin de evitar situaciones de riesgo o ser víctima de los fraudes cibernéticos, que no sólo afectan la seguridad informática de los usuarios sino su patrimonio financiero. Este fenómeno puede afectar a particulares y a empresas. 

Durante 2014 se registraron más de cuatro millones de quejas presentadas por los clientes de la banca en México, de las cuales 66 por ciento correspondieron a reclamaciones por posible fraude, es decir robo, extravío del plástico, la clonación de la banda magnética, compras remotas, ventas por teléfono e internet, transferencias no reconocidas, robo de identidad o falsificación de datos personales, y las prácticas engañosas para obtener datos en cajeros automáticos. 

La Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, y Marx Cukiert, director general de StrongMax, corporación mexicana experta en resguardo de valores, comparten recomendaciones para que mantengas a salvo tu información personal y financiera, cuidando los hábitos de compra y pago de bienes o servicios, así como guardar de manera correcta documentos importantes es la mejor forma de mantener a salvo tus recursos financieros.

Decálogo de protección

  1. Lleva el control de tu información bancaria, contratos comerciales, hipotecarios y fondos de ahorro. Guarda estos documentos en un lugar seguro, que cuente con certificaciones y tenga horario amplio. La renta de una caja de seguridad es la mejor opción.
  2. Revisa tus cheques. Firma sólo aquellos que entregarás de inmediato.
  3. Resguarda tus contraseñas. No menciones las claves de tus cuentas bancarias a nadie y cámbialas con regularidad.
  4. Realiza transferencias bancarias. Evita el depósito o el retiro de efectivo. Opta por transferencias bancarias para realizar tus pagos.
  5. Activa alertas de tarjetas y cuentas bancarias a tu móvil o correo, para estar informado de todos tus movimientos.
  6. Verifica la página web en la que realizas tus compras. No realices compras o aclaraciones vía correo electrónico, utiliza las plataformas oficiales. Una forma muy fácil de comprobarlo es revisando la URL (link de la página web) en la parte superior del navegador. Recuerda que debe de comenzar con “HTTPS”.
  7. Instala un antivirus. Instala un antivirus en los equipos que uses para tus movimientos y asegúrate de navegar en la página oficial del banco dando doble clic en el ícono del candado.
  8. Mantente atento al manejo que le dan a tu tarjeta en el punto de venta. Es tu derecho que al realizar un pago lleven la terminal hasta donde te encuentres.
  9. Asegúrate de realizar las compras en el lugar indicado. Antes de realizar alguna transacción por internet, asegúrate de la existencia de la persona o negocio con quien estás tratando.
  10. Conserva tus comprobantes. Conservar el comprobante de tus transacciones te servirá para futuras referencias y aclaraciones.
Ojo:
  • De acuerdo con la Condusef las tarjetas de crédito y débito son los principales productos financieros para llevar a cabo este tipo de anomalías, ya que en 2014 fueron el 95 por ciento del total de los reclamos imputables a un supuesto fraude. 
  • Guarda tus vouchers para posibles aclaraciones por cargos no reconocidos. 
  • Antes de tirar a la basura algún documento que tenga información personal o financiera, destrúyelo por completo y verifica que ningún dato pueda ser extraído.
Extra:
  • Proteja sus dispositivos con una contraseña.
  • Con un número cada vez mayor de transacciones móviles, también debe incrementar la seguridad para proteger la información financiera almacenada en su dispositivo inteligente. 
  • Mientras que las carteras digitales ofrecen una mayor seguridad, usted sigue siendo vulnerable al robo o la pérdida de su equipo. 
  • La solución más fácil es crear un código de acceso. La mayoría de los teléfonos inteligentes contienen esta característica clave de acceso, incluso algunos tienen tecnología de identificación con huella digital y toma menos de cinco minutos en configurarla. 
  • Recuerde que esta contraseña es confidencial y se recomienda que sea diferente en cada dispositivo que tenga.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios