16 de Agosto de 2018

Yucatán

Alumnos denuncian desvío de cuotas escolares

Bloquean la puerta de su escuela e impiden las clases en demanda de mejor educación, piden un sociedad de alumnos que los represente.

Los alumnos impidieron las clases en el turno matutino.(Milenio Novedades)
Los alumnos impidieron las clases en el turno matutino.(Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Alumnos denuncian desvío de cuotas escolaresCompartir en Twiiter Alumnos denuncian desvío de cuotas escolares

Iván Duarte/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- En un caso inédito y para sorpresa de los profesores, cientos de estudiantes del Centro de Bachillerato Tecnológico, Industriales y de Servicio (Cbtis) 120, ubicado en la antigua carretera a Progreso, tomaron el plantel para exigir mejor educación, la conformación de la sociedad de alumnos y externar una serie de anomalías internas.

Los estudiantes se empezaron a reunir desde las cinco de la mañana y antes de las siete bloquearon los accesos en protesta por una serie de problemas que se han recrudecido con el paso del tiempo. Impidieron el paso a profesores y responsabilizaron a la directora Patricia Pérez Polanco. 

Los estudiantes denunciaron desviación de fondos de cuotas escolares, ausencia de maestros en horarios de clases, pésima condición de los salones, baños y talleres, así como acoso sexual de dos vigilantes hacia las alumnas. 

Los jóvenes se apostaron a las puertas de la escuela con pancartas en las que exponían sus quejas e impidieron las clases del turno matutino.

Una delegación conformada por dos alumnos permitía el paso a la escuela sólo a representantes de los medios de comunicación para mostrarles salones sin puertas, ventiladores ni ventanas, así como talleres sin material y equipo.

Aunque dijeron no tener representantes, Sergio Torres Navarrete, uno de los alumnos, dijo que las condiciones del plantel son precarias y se desconoce el destino de las cuotas que pagan sus padres de familia.

Explicó que cada alumno paga mil pesos por inscripción y hay quienes incluso entregaron mil pesos más por exámenes extraordinarios, además de que cada mes hay que aportar 900 pesos para mantener la escuela, pero eso no se refleja en la infraestructura.

Al lugar se presentó Juan Enrique Balam, representante de la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial (Dgeti), que se entrevistó con una delegación de 10 alumnos. Más tarde las partes acordaron que los dos vigilantes serían despedidos, se permitirá la creación de la sociedad de alumnos, y buscarían trabajar en conjunto para mejorar las condiciones del plantel.

Sorpresa
  • La directora Patricia Pérez Polanco reconoció su sorpresa y aseguró que desconocía la queja de los alumnos. “Lo que queremos es llegar a un acuerdo con los alumnos y que ya no se interrumpan las clases”, dijo.
  • La responsable del plantel reconoció que la escuela se sostiene de las aportaciones económicas “voluntarias” de los padres de familia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios