11 de Diciembre de 2017

Yucatán

Proyecto Alfa, un programa educativo 'sólo para la fotografía'

El proyecto que nació en 2008 para impulsar a los alumnos con aptitudes sobresalientes, es ahora solo un recuerdo.

A los niños del Proyecto Alfa se les prometió becas y diferentes tipos de impulso educativo. (Milenio Novedades)
A los niños del Proyecto Alfa se les prometió becas y diferentes tipos de impulso educativo. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Proyecto Alfa, un programa educativo 'sólo para la fotografía'Compartir en Twiiter Proyecto Alfa, un programa educativo 'sólo para la fotografía'

MÉRIDA, Yuc.- El proyecto bandera de la Segey en materia de descubrimiento de niños y jóvenes genio: Proyecto Alfa Yucatán, quedó en la vida de sus primeros prospectos como un "escaparate para las fotografías", ya que nunca recibieron el seguimiento idóneo de sus potenciales, y varios de ellos, tras tocar puertas, terminaron en colegios particulares, sin apoyo oficial.

Con base en una investigación periodística de Milenio Novedades, se encontró que ese proyecto carece ahora hasta de un plan de detección y mucho menos seguimiento e impulso a los “niños genio”, al grado que se desconoce el paradero de casi la mitad de los que fueron “seleccionados” para participar en el proyecto.

“No hay un número definido en registro, tal vez unos 700, de los cuales activos hay 220, que participan de forma regular en el programa”, comentó Dony Romero Hernández, actual coordinadora del mismo.

Alfa Yucatán fue lanzado en mayo de 2008 y la Secretaría estatal de Educación lo presumió como el proyecto puntero para la detección de personas sobresalientes. Arrancó con 319 menores con calificaciones de excelencia.

Sin embargo, a esos niños y jóvenes el Gobierno del Estado nunca les concretaron los apoyos y beneficios prometidos. Hoy, la mayoría de estos alumnos con “aptitudes sobresalientes” navegan en el anonimato. Además, muchos docentes desconocen el programa, lo que abona a la fuga de cerebros.

Promesas

En un comunicado oficial emitido por la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey), un día después del lanzamiento de Proyecto Alfa se indicó: “los niños y jóvenes que sean integrados al Proyecto Alfa serán apoyados con becas escolares, bibliotecas y con su propio portal de internet”.

En el mismo comunicado se promete seguimiento al desarrollo de los menores talentosos, con el compromiso del Gobierno estatal de que el programa prevalecería aunque hubiera cambio de mandatario.

Tal vez te interese: 40 mil niños yucatecos, víctimas del trabajo infantil

De las becas, apenas se apoyó a estudiantes del interior del Estado para su transportación; de las bibliotecas, sólo se conoce un acervo digital de la página del programa, página que aparece poco funcional y cuya última actualización de eventos fue en diciembre de 2015.

 
Actualmente el Proyecto Alfa tiene un enfoque muy distinto al origen. 

Prueba de que no hubo el apoyo en becas es el joven “AS”, quien estudia actualmente en un colegio particular, y en cuya memoria sólo queda una fotografía con funcionarios para el que lo hicieron posar en la presentación del Proyecto Alfa, y hasta allá. O el joven Rafael Lope Herrera, otro de los jóvenes brillantes que nunca tuvo el respaldo de las autoridades.

En el portal de internet del Proyecto Alfa, su misión indica lo siguiente: “conjuntar a los niños y jóvenes con talento en las ciencias para acompañarlos durante toda su trayectoria académica para brindarles los elementos necesarios que le permitan desarrollar su talento”.

Actualidad 

El proyecto recae hoy en la Licenciada en Educación, Dony Romero Hernández, bajo la tutela directa del actual titular de la Segey, Víctor Caballero Durán. La entrevistada reveló que no existe en la entidad un número definido de niños o jóvenes Alfa, “pero son unos 700”.

“No sabemos dónde se encuentra una parte de ellos. Es posible que estén en otros países o estados. Nosotros tratamos de monitorearlos mediante llamadas, pero no siempre los encontramos; tenemos como activos en el programa a 220”, reveló Romero Hernández.

Hoy por hoy, Alfa se nutre sólo, y a modo de invitación, de las Olimpiadas de Matemáticas y del Conocimiento, y no existe protocolo para canalizar de facto al programa a los menores, sino que queda a consideración del profesor invitarlo, y esto, en caso de que el docente conozca el programa.

La misma SEP establece que la herramienta para la detección de aptitudes sobresalientes son las Unidades de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (Usaer) por sus siglas. Pero éstas funcionan en la entidad de forma paralela, muchas veces por ignorancia de la existencia de Alfa o bien, porque no se concreta el respaldo para el ingreso del menor al proyecto.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios