13 de Diciembre de 2017

Yucatán

Roberto Díaz y Díaz, un médico de cuerpo y alma

El columnista de Milenio Novedades es especialista en nutrición infantil, conferencista y promotor del desarrollo humano y superación personal.

'La gente no es feliz pero a veces no le interesa ser feliz, una persona camina por la calle, se cae a un sumidero y aunque el agua la tenga hasta el cuello, no quiere salir, lo que quiere es que no haya olas, así es el ser humano, si lo quieres hacer feliz primero tienes que aceptarlo y mostrarle qué alternativas existen',  aseguró el médico Roberto Díaz y Díaz. (José Acosta/Milenio Novedades)
'La gente no es feliz pero a veces no le interesa ser feliz, una persona camina por la calle, se cae a un sumidero y aunque el agua la tenga hasta el cuello, no quiere salir, lo que quiere es que no haya olas, así es el ser humano, si lo quieres hacer feliz primero tienes que aceptarlo y mostrarle qué alternativas existen', aseguró el médico Roberto Díaz y Díaz. (José Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Roberto Díaz y Díaz, un médico de cuerpo y almaCompartir en Twiiter Roberto Díaz y Díaz, un médico de cuerpo y alma

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- “Hay que ser médico de cuerpo y alma”, es la máxima que rige la carrera del médico Roberto Díaz y Díaz, especialista en nutrición infantil, conferencista, articulista y promotor del desarrollo humano y superación personal, porque está convencido que los profesionales de la salud también deben procurar el bienestar que incluya la mente y el espíritu.

A través de las décadas, se ha formado tanto en el área de la salud física como emocional y forma parte tanto de cuerpos colegiados de Pediatras de Yucatán, de Nutrición Clínica y Obesidad de Yucatán, como también de la Asociación Latinoamericana de Desarrollo Humano (ALADEH). 

En su trayectoria suma 42 años en la medicina, con 40 en la pediatría, más de 30 de conferencista y 22 años de articulista. 

Es esposo, padre y abuelo orgulloso de una familia con la que practica los valores que promueve, porque está convencido que no hay mejor forma de inspirar que con el ejemplo y la congruencia.

Hombre de fe, trabaja en términos universales para llegar a más públicos, sin perder de vista su propia espiritualidad y fomentar la búsqueda de la misma en los demás, porque en la medida que se pueda ser pleno en esa y las demás dimensiones de la vida, se puede vivir en plenitud y feliz.

Una misión de vida desde la voz de un niño 

En su consultorio, durante una cita de rutina con un niño y su madre, no se imaginó que de ahí nacería otra forma de servicio.

En ese encuentro el problema central era que el menor no quería comer y cuando el doctor le preguntó por qué no quería hacerlo, el niño comenzó a llorar y contestó con voz temblorosa: No puedo querer a mamá si no quiere a papá, sabe por qué no como, porque todos los días hay pleitos, gritos y bofetadas. 

“Ese momento fue un parteaguas para mí y me propuse hacer algo. Comencé a escribir reflexiones sobre la pareja y la familia”, recordó, sobre sus inicios como articulista en periódicos locales; de allí, gracias a la aceptación de sus textos, por sugerencia y apoyo de un amigo realizó su primera compilación y libro titulado “Reflexiones espirituales”.

Posteriormente, por invitación de don Andrés García Lavín (q.e.p.d.), fundador de Grupo SIPSE, se sumó a los editorialistas del corporativo en el área de prensa, desde la etapa de Novedades hasta MILENIO NOVEDADES, donde publica cada domingo su columna “Reflexiones Espirituales”.

“El niño además de cuerpo, tiene mente y alma, y no se les está atendiendo; como dice San Pablo: hay que ser médicos de cuerpos y almas”, abundó. 

Con esta filosofía, comenzó a conjugar sus publicaciones y su labor en el consultorio, pero la gente no sólo quería leerle sino escucharle y le solicitaron pláticas, que posteriormente se convirtieron en ciclos de conferencias que ha impartido desde hace 30 años.

Entre la medicina del cuerpo y el alma

El médico Roberto Díaz y Díaz cursó sus estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yucatán y posteriormente realizó su especialización en la Ciudad de México. Fue presidente del “Colegio de Médicos de Nutrición Clínica y Obesidad” en Yucatán y actualmente es miembro activo.  

Desde hace 25 años, además de su labor en el área de la salud, como conferencista imparte terapia familiar en varias ciudades de la República Mexicana. Cada tres meses da un taller para matrimonios en la Ciudad de México, en la Asociación Latinoamericana de Desarrollo Humano (Aladeh), el cual imparte desde hace 10 años y con éxito, por la demanda de sus participantes. Asimismo, desde hace cinco años ha formado un taller para novios.

Es autor de cinco libros: Reflexiones espirituales, Alegría, optimismo y amor, Mensajes de Paz, Amor y Esperanza, Vivir, encontrarse y amar y 100 formas de encontrar la felicidad.

De sus ediciones se han vendido más de 15 mil ejemplares. El contenido de sus libros son producto de sus vivencias, testimonios de la vida real y un plan de superación personal en las dimensiones de la mente, cuerpo y espíritu.

Se trata de compilaciones de los artículos que publica semanalmente, textos que considera “trozos del alma impregnados de amor para ayudarnos a vivir mejor y elevar nuestra autoestima buscando ser felices y disfrutar de la vida”.  

Por recomendación  de sus hijos, también lanzó un audiolibro titulado  “¿Qué es lo más bello del mundo?”, el cual es una conferencia editada con fondo musical y aborda temas sobre la familia y superación personal.

Para difundir su mensaje también ha colaborado en televisión y radio en las plataformas de Grupo SIPSE. Ofrece talleres de superación personal y de desarrollo humano a empresas locales y nacionales.

Vida de aprendizaje

Tal como sus libros, ha evolucionado en su forma de difusión de valores, con la finalidad de aportar, compartir y tratar de lograr cambios en sí mismo primero y aceptar al prójimo como es.

“La gente no es feliz, pero a veces no le interesa ser feliz, una persona camina por la calle, se cae a un sumidero y aunque el agua la tenga hasta el cuello, no quiere salir, lo que quiere es que no haya olas, así es el ser humano, si lo quieres hacer feliz primero tienes que aceptarlo y mostrarle qué alternativas existen”, reflexionó. 

¿Qué es para Roberto la felicidad?

En un inicio fue no hacer lo que se quiere, sino lo que se debe, así me educaron; con los años descubrí que no era hacer lo que quieres, sino querer lo que haces; posteriormente entra a otra etapa en la que aprende que la felicidad es hacer todo con amor y por los demás, hasta que llegar a la fase actual, en la que fortaleció el concepto, con la frase que define su actuar y pensar: “Es hacer todo por los demás con el amor del creador, felicidad es tener a Dios”.  

Perfil

Roberto Díaz y Díaz nació el 23 de julio de 1948.

Trayectoria
  • Es graduado en medicina por la Universidad de Yucatán (hoy Universidad Autónoma de Yucatán).
  • Posteriormente realizó su posgrado en Pediatría y en Nutrición Infantil en la Ciudad de México. 
  • Ofreció sus servicios y se formó en el centro hospitalario “20 de Noviembre” del sistema Issste y en el Hospital de Especialidades “Darío Fernández”, del mismo sector, y en el Instituto “Salvador Subirán”. 
  • Tiene diplomado en Nutrición Clínica y Obesidad de la Universidad Autónoma de Yucatán.
  • Es miembro activo del Colegio de Nutrición y Obesidad de Yucatán, del cual fue presidente en el periodo de 2010 a 2012.
  • Es miembro activo del Colegio de Pediatras de Yucatán. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios