17 de Diciembre de 2017

Yucatán

'La maternidad cambió mi vida'

El tener a su bebé y estar sola sin nadie que la orientara, le dio a Elisa Ortiz Rincón la iniciativa de fundar la Liga de la Leche Mérida.

Imagen de Elisa Ortiz Rincón, quien es la líder de la Liga de la Leche Mérida, asociación que promueve la lactancia materna y los derechos de la mujer. (César González/SIPSE)
Imagen de Elisa Ortiz Rincón, quien es la líder de la Liga de la Leche Mérida, asociación que promueve la lactancia materna y los derechos de la mujer. (César González/SIPSE)
Compartir en Facebook 'La maternidad cambió mi vida'Compartir en Twiiter 'La maternidad cambió mi vida'

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- “La maternidad me cambió todo”, expresa Elisa Ortiz Rincón, líder de la Liga de la Leche Mérida, una asociación con presencia internacional y respaldo de la Organización de las Naciones Unidas, que promueve la lactancia materna y los derechos de la mujer para vivir esta etapa ejerciendo sus derechos y disfrutando de la conexión con sus hijos.

A partir de su experiencia personal como madre primeriza, conoció la institución y fundó la representación en Yucatán, la cual ha atendido más de 500 mujeres de Mérida. 

Su objetivo a mediano plano es ampliar el área de acción hacia comunidades marginadas y establecer trabajos en coordinación con el sector salud para captar a las mujeres embarazadas.

La Liga de La Leche es una organización que promueve y apoya la lactancia materna con un estilo de crianza que valora la maternidad, lo que tiene como resultado grandes beneficios para la salud física y emocional de la familia.

La Leche League International, fundada en 1956, es la organización más antigua y grande en su género. Cuenta con un consejo consultivo profesional formado por más de 50 especialistas en pediatría, obstetricia, nutrición, psicología, administración y derecho.

Cambió la computadora por ropa de bebé 

Con una fructífera carrera en desarrollo de software para grandes corporativos en su calidad como ingeniero en sistemas, tenía muy claro que cuando llegara el momento de la maternidad se alejaría de las computadoras para dedicarse en cuerpo y alma a sus hijos. 

Así fue, cuando tuvo a su primogénito decidió disfrutar la etapa con todas sus implicaciones, pero no contaba que la lactancia le haría vivir un momento complejo pero enriquecedor que derivó en su participación en la Liga de la Leche. 

“Hace cuatro años, cuando tuve mi primer bebé, pensé que amamantar era sencillo, debía ser algo natural, pero me di cuenta que necesitaba formación. Al no ser de aquí, mi familia en Veracruz y sin amigas que estuvieran pasando por lo mismo, no tenía a quién preguntar".

"Experimenté todas las dificultades de la lactancia y no sabía qué hacer. Me he caracterizado por ser autodidacta, así que me puse a investigar, y encontré organizaciones que promueven la lactancia con información confiable, respaldada por investigaciones científicas, organizaciones internacionales, experiencias de madres, pero ninguna tenía representación en Mérida y fue ahí donde nació la inquietud”, recordó.

Destacó que la aventura de ser mamá, sin experiencia y poco conocimiento, significó desde el nacimiento de su bebé, un renacer con él para aprender y crecer juntos.

“El tema de la maternidad me cautivó y cambió mi vida”, apuntó y evocó su primer acercamiento con profesionales en la materia, cuando en un evento de bebés conoció una consultora de lactancia certificada, a quien contrató sus servicios y fue igual o más costoso de las citas con el pediatra y el ginecólogo.

La experiencia fue enriquecedora y se dio cuenta de la necesidad de contar con personas como la consultora para formar a otras mujeres, pero que fuera de manera accesible para todas porque no todas tienen para pagar los honorarios que implica. 

De nuevo en la búsqueda de alternativas, dio con la Liga de la Leche, y con una representación en Cancún, Quintana Roo, estableció contacto con sus líderes y se capacitó para serlo e iniciar un grupo en Mérida.

De madre a líder de liga

Con la firme idea de ayudar de madre a madre, logró fundar la agrupación en la capital yucateca, primero contando con un espacio en un salón de una institución pública (Issste) y luego con un espacio propio en la colonia García Ginerés.

“La función de la Liga es apoyar a las mamás que desean dar el pecho, no es la intención obligar a nadie, aceptamos los estilos de vida y de crianza para que cada mamá y bebé alcancen sus propias metas de lactancia, no las que dicte su familia, sus amigos, el pediatra, etcétera". 

"Puede dar pecho un mes hasta cuatro años, las que decidan, aceptamos todo tipo de ideologías". 

"Lo que me encanta de la organización es que están conscientes de que la familia de las líderes es la prioridad, el tiempo que puedas sacar de tus actividades familiares y diarias, es el que se brinda a las tareas, no hay obligación y eso le da otro valor a la maternidad”, abundó y recordó que para este proceso se capacitó durante año y medio.

Subrayó que la Liga de la Leche ha ayudado a que ella, su compañera líder Cecilia Hernández Burgos, y las 70 que operan en México, a formarse y adquirir nuevas habilidades para potenciar los resultados de este movimiento. 

“En materia de desarrollo humano te ayuda de una manera invaluable, el primer grupo fue de 7 madres, ahora cada sesión mensual  tiene 15 mujeres diferentes acompañados de sus familias y durante este primer año de trabajo hemos tendido más de 500 mujeres”, agregó.

Vocación de impacto social

Con la maternidad le nació la vocación del servicio, y se ha comprometido a continuar con la labor, para que el área de acción se amplíe a colonias marginadas y a mujeres embarazadas.

 “La Liga de la Leche es simplemente una madre sonriente, con un bebé en brazos, orgullosa de sí misma y ávida de compartir todo lo que ha aprendido y experimentado…Me ha enriquecido muchísimo en todos los sentidos, y actualmente tengo dos niños uno de cuatro y año y medio, lacto en tándem, antes no sabía que era eso, esto quiere decir que una madre puede darle pecho a dos hijos de diferentes edades, el mayor no está destetado y con el menor ha establecido un nuevo vínculo". 

"No me imaginé trabajar en esto, jamás me lo había planteado, mi esposo y yo venimos de familias humildes, nuestros padres hicieron todo lo posible para que saliéramos adelante, yo solo sabía que quería dedicarles el tiempo a mi familia y ahora soy parte de un proyecto que tiene muchos beneficios”, subrayó.

Admitió que aunque la labor ha fluido positivamente, uno de los retos de la organización es la procuración de fondos, porque no existe en el país la cultura de la donación, porque aunque el servicio se otorga de manera gratuita, se requieren pagar gastos operativos y para el material de difusión.

Perfil y trayectoria
  • Elisa Ortiz Rincón nació el 11 de marzo 1980
  • Es ingeniero en sistemas egresada del Tecnológico de Veracruz.
  • Fue consultor técnico de desarrollo de software para corporativos.
  • Líder y miembro fundador de la Liga de la Leche Mérida, Yucatán. 
  • Encabeza la organización de actividades de la Semana Mundial de la Lactancia Materna en la capital yucateca, del 1 al 7 de agosto, este año el tema es: “Amamantar y el trabajo”.
  • La Leche League International tiene status de organismo no gubernamental en la Organización de las Naciones Unidas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios