17 de Noviembre de 2018

Yucatán

Quejas simultáneas entre choferes y usuarios en Progreso

Camioneros denuncian competencia desleal de las combis; progreseños se quedan sin lugar.

Largas filas de la ruta nocturna al fraccionamiento Flamboyanes. (Milenio Novedades)
Largas filas de la ruta nocturna al fraccionamiento Flamboyanes. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Quejas simultáneas entre choferes y usuarios en ProgresoCompartir en Twiiter Quejas simultáneas entre choferes y usuarios en Progreso

Manuel Pool/SIPSE
PROGRESO, Yucatán.- Mientras choferes de transporte urbano afirman que trabajan en desventaja debido a que los de los colectivos operan sin el control de la Dirección Municipal del ramo, usuarios Flamboyanes se quejan del servicio y aseguran que regresar de la cabecera municipal a su casa es un calvario si optan por tomar un camión.

“Colectivos arrebatan el pasaje y no tienen reloj checador”

Por su parte, los choferes indican que los inspectores municipales alegan que a las combis no se les aplica el reloj checador, debido a que se trata de una cooperativa muy poderosa.

“Entran y salen por cualquier calle sin respetar el derrotero establecido en la ruta, y cuando ven que un camión convencional sale del paradero, en seguida se le suman hasta tres o cuatro que van a su ritmo para ganarle el pasaje”, señalaron. 

Asimismo, los camioneros han observado que estos operadores no respetan a las personas de la tercera edad, pues simplemente no les dan parada para que sean éstos quienes les den el servicio.

“Después, los afectados se quejan siempre con la palabra ‘camión’, aunque quien no les haya dado la parada sea un chofer de combi”, añadieron.

Por su parte, vecinos de Flamboyanes señalan que realizan el recorrido a sus trabajos “colgados” de los pasamanos y del mismo camión.

“En las mañanas, las rutas no se dan abasto con los usuarios; por las noches, cuando las combis dejan de funcionar, los camiones no cubren la ruta adecuadamente, ya que con frecuencia se descomponen o salen a cargar combustible mientras en el paradero se forman largas filas de personas que esperan regresar a su casa”, indicaron los afectados.

Sólo uno
  • En Flamboyanes habitan seis mil personas, de las cuales, la mayoría utiliza el transporte público. Por las mañanas sólo entra al fraccionamiento un camión. 
  • Cuando la unidad arriba, a las 6:30 horas, los usuarios se aglomeran para abordarlo. Cuando se llena sale del lugar, dejando a decenas de porteños esperando.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios