22 de Octubre de 2018

Yucatán

Relatos que comparten experiencias de amor

Durante el programa radiofónico, María Lucila May Peña habló sobre sus inicios en el andar literario y su aprendizaje en la creación de su libro.

Anfitriones del programa Salvemos una vida junto con los invitados, entre ellos la escritora María Lucila May Peña. (Milenio Novedades)
Anfitriones del programa Salvemos una vida junto con los invitados, entre ellos la escritora María Lucila May Peña. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Relatos que comparten experiencias de amorCompartir en Twiiter Relatos que comparten experiencias de amor

Coral Díaz/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- “De lo más íntimo con un toque de rebeldía y amor” es la obra de María Lucila May Peña, de la cual contó sus experiencias e inspiración para su creación con el auditorio del programa Salvemos Una Vida.

Durante la emisión radiofónica que se transmite los viernes, por Amor 100.1 FM, bajo la conducción de Adela Canales y Jorge Barrera, la escritora señaló que este libro de 15 cuentos diversos, tienen que ver con la experiencia de la vida y de la muerte.

Mencionó que son una serie de relatos de humor negro y sentimientos humanos que la gente no externa, por ejemplo todos los días se ve gente malhumorada, amargada, deseando vengarse, pero se conoce por dentro sus sentimientos.

Jorge Barrera mencionó que este libro aborda las emociones y pasiones de los seres humanos en situaciones que acercan al lector a experiencias difíciles de externar, el toque de rebeldía tiene que ver con los abusos de autoridad, donde la escritora es la voz de jóvenes y adultos que la han padecido.

Asimismo, los adultos mayores están presentes con sus necesidades ante un mundo que los ignora, los abandona o abusa de ellos, mientras que el toque sublime lo da el viejo que imparte una misa y la mujer que da a luz a un niño en una situación anómala, aunque para la protagonista, como para toda madre que ha experimentado un trabajo de parto, lo único importante es la felicidad de tener su niño en los brazos.

May Peña explicó que dentro del humor negro de algún modo también tiene que salir el amor al ser humano.
“Personalmente yo no escribo poesía que hable del amor entre un hombre o una mujer o algo así, pero sí como experiencia de vida, soy madre, soy mujer, soy obstetra, por lo que el nacimiento es algo muy personal de lo que puedo hablar”, apuntó.

Señaló que, en conjunto, es un libro que muestra al ser humano  despojado de su vestimenta de carne, sin falsas poses, quizá el lector no encuentre finales felices, sino los que cotidianamente ofrece la caricatura de la vida real.

Proyecto 20

Cabe señalar que el 20 de diciembre se presentó en el Estado, “Proyecto 20”, del Grupo Editorial Rodrigo Porrúa, que incluye tres libros de escritores yucatecos, los cuales son “Bajo el mismo techo”, de Ada Pérez Conde, una obra de Jorge Coz, cuyo libro aún está en proceso de edición y el título no está definido, y el de Lucila May Peña.

“Proyecto 20” busca darle entrada e inclusión a nuevos talentos de las letras, “cosa que lamentablemente hoy no está pasando prácticamente en ningún lugar de México, porque ninguna editorial quiere arriesgarse, para lo cual de mil 400 escritores a nivel internacional seleccionaron 20, de los cuales tres son de Yucatán.

Esta iniciativa fue presentada a nivel nacional el pasado 26 de noviembre y ese día dieron a conocer los primeros 20 libros, entre éstos, los tres de autores yucatecos.

May Peña comentó que el género fue libre, cada quien mandó sus textos, pasaron por cuatro filtros hasta llegar a la publicación que avala esta importante casa editorial con más de 104 años.

Cambio de vida

Mencionó que a ella la literatura la salvó, porque se jubiló en un puesto privilegiado como subjefe de enfermería, estaba muy estable económicamente, pero sus hijos ya se habían ido, sus papás habían fallecido, por lo que no tenía nada que hacer.

Cuatro meses antes de jubilarse compró estambres, agujas, hilos, telas, mandó a reparar su máquina de coser, se preparó para tener qué hacer y lo hizo desde noviembre, pero se le acabó y como subjefe tenía 300 números de sus contactos de trabajo y de repente dejaron de sonar.

“Yo nunca descansé ni sábados, ni domingos, nunca iba a las fiestas porque tenía que trabajar, días festivos, nadie me llamaba y dije ¿qué hago?, un día escuchando radio promovían la formación de creación literaria y dije ¡eso voy a hacer!, así que le hablé a mi hijo pequeño que se acababa de ir a vivir a otro lado, y me dijo ¡chamacona has algo!, y le hice caso, cuando le volví a hablar le pregunte ¿a qué no sabes qué voy a estudiar?, y le dije ¡voy a ser escritora! y soltó la carcajada, duele esa respuesta y así fue con mucha gente”, refirió.

Pero se dedicó a estudiar literatura, también hizo dos cortometrajes, estuvo en teatro y encontró esta convocatoria que le ha dado una vida, ni soñada, por lo que está muy agradecida con la vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios