23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Nueva sede de formación religiosa

Albergará la Rectoría de Nuestra Señora de la Consolación al Instituto Santa Catalina de Siena.

'Monjas' será desde ahora sede de la Vicaría de la Vida Consagrada. (SIPSE)
'Monjas' será desde ahora sede de la Vicaría de la Vida Consagrada. (SIPSE)
Compartir en Facebook Nueva sede de formación religiosaCompartir en Twiiter Nueva sede de formación religiosa

Jorge Euán/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La Arquidiócesis de Yucatán ha designado a la rectoría de Nuestra Señora de la Consolación (templo de Monjas) como sede de la Vicaría de la Vida Consagrada con el objetivo de que religiosas y religiosos tengan un espacio de formación, con lo cual se renueva la vocación espiritual de este antiguo templo del Centro Histórico de Mérida.

Al respecto, el titular de la rectoría, Pbro. Oscar Viñas, comentó que la vida religiosa requiere de un acompañamiento especial, que incluye el fortalecimiento espiritual y preparación académica, para lo cual la Arquidiócesis cuenta con una vicaría especial, cuya sede es el templo de Monjas.

Indicó que para fortalecer el acompañamiento de los hombres y mujeres consagrados, el Arzobispo de Yucatán, Mons. Gustavo Rodríguez Vega, decidió que el templo de Monjas albergará al Instituto Santa Catalina de Siena.

“Este instituto fue fundado por Mons. Emilio Carlos Berlie Belaunzarán hace 15 años y durante todos este tiempo su sede fue la rectoría de la Sagrada Familia. Ahora, esta escuela se traslada a Monjas, lo cual revitaliza la vocación religiosa del templo”, manifestó.

Explicó que el Instituto Santa Catalina de Siena cuenta con el aval académico de las universidades Pontificia de México y la Anáhuac-Mayab, donde las religiosas y religiosos cursan asignaturas como Sagradas Escrituras, Historia de la Iglesia, Teología, entre otras.

Precisó que este proyecto eclesial está dirigido a los 600 hombres y mujeres que viven su consagración en las diferentes órdenes religiosas, 100 de los cuales son sacerdotes, que colaboran en escuelas, parroquias y misiones.

El padre Oscar Viñas comentó que con estas acciones la Arquidiócesis pretende revitalizar la presencia de la Iglesia en el Centro Histórico de Mérida, a través de experiencias espirituales, incluso culturales que permitan a los fieles tener un encuentro personal con Dios.

Asimismo, dijo que la consagración religiosa es un misterio entrañable del amor de Dios, donde el hombre le responde amándole con toda su vida, “por ello, de acuerdo con el Magisterio de la Iglesia, la vida religiosa tiene las características propias del amor verdadero, como son la totalidad en la entrega, la exclusividad en la persona amada y el desinterés absoluto en servirle”.m

El corazón de la vida eclesial 'palpita con fuerza'

En la década de los 80 y hasta mediados de los 90, el templo de Nuestra Señora de la Consolación, mejor conocido como Monjas, era el corazón eclesial del Centro Histórico de Mérida, donde palpitaba con fuerza la Renovación Carismática en el Espíritu Santo, movimiento que atrajo a cientos de católicos que vivieron la experiencia del encuentro con Cristo.

Inspirada en la espiritualidad de la Cruz y bajo la guía de los Misioneros del Espíritu Santo, en esos años surgieron en el seno de muchas familias yucatecas auténticas vocaciones sacerdotales y religiosas, convirtiendo a este templo en un punto de referencia para la vida en torno a los sacramentos, la catequesis y la eucaristía.

“Hoy, el templo de Monjas vive una profunda transformación espiritual. La década de los 80 fue una época gloriosa por la presencia de cientos de jóvenes que vivieron la experiencia de conocer a Dios, a través de las obras de la Cruz, y de una fuerte vida comunitaria”, señaló el Pbro. Oscar Viñas, de la Orden de San Felipe Neri y actual titular de esta rectoría.

Sin embargo, el padre Oscar Viñas reconoce que la feligresía ha cambiado, pues aquellos jóvenes que impulsaban el trabajo apostólico hoy son adultos entre 40 y 50 años, pero “ha sido tanto el amor por este templo que hoy día estos fieles han regresado junto con sus hijos para revitalizar la espiritualidad y la vida sacramental”.

Como resultado de este regreso de los fieles se reactivó la Escuela de Agentes de Pastoral, que fue fundada en la época de los Misioneros del Espíritu Santo, y en la que hoy participan 120 laicos, los cuales cursan asignaturas relacionadas con la catequeisis, Sagradas Escrituras, documentos de la Iglesia y Teología de los Sacramentos, distribuidos a lo largo de cuatro años de formación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios