22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Revelan corrupción en Ayuntamiento de Mérida

Un despido injustificado saca a relucir que un funcionario municipal se autorizó tres licencias de funcionamiento para sus negocios.

Gabriel Castillo Pacheco visitó las oficinas del periódico. (Milenio Novedades)
Gabriel Castillo Pacheco visitó las oficinas del periódico. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Revelan corrupción en Ayuntamiento de MéridaCompartir en Twiiter Revelan corrupción en Ayuntamiento de Mérida

William Casanova/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El despido injustificado del coordinador de Servicios de Inspección de la Dirección de Desarrollo Urbano de la Comuna, Gabriel Castillo Pacheco, puso ayer al descubierto una presunta red de corrupción y tráfico de influencias en el Ayuntamiento meridano, donde un funcionario autorizó al menos tres licencias de funcionamiento para sus propios negocios.

Con papeles en mano, Castillo Pacheco demostró que su despido obedece a que denunció que el jefe de Departamento de Inspección Urbana de la Desarrollo Urbano, Wilberth Iván Hurtado Cen, aprovechando su encargo municipal, se “autoaprobó”  en lo que va de la actual administración tres permisos.

De acuerdo con la pruebas documentales, los tres negocios aprobados por Hurtado fueron gestionados por su esposa Karina Ocampo: en septiembre de 2012, locales comerciales de la calle 59 No. 780, por 98 y 100 de Ciudad Caucel; el 8 de febrero de 2013, una licorería en ese mismo sitio, y el 21 de marzo de 2013, otros negocios en ese lote.

“Pero la gota que derramó el vaso fue que, sabiendo que toleró una demolición en el predio de la calle 65 No.614, entre 76 y 78 del centro, sin los permisos municipales, porque esos trabajos estaban a cargo del hijo del diputado panista Sergio Chan Lugo”, denunció Castillo Pacheco, quien después de 22 años de servicio ayer recibió su baja de la Comuna.

Castillo Pacheco narró que los problemas laborales iniciaron a fines de abril, cuando los inspectores municipales detectaron la demolición de interiores del predio marcado con el No. 614 de la calle 65. En ese lugar, la responsable de los trabajos, arquitecta Mariana Beatriz Negroe Ancona, reconoció que trabajaban sin permisos pero aseguró que éstos estaban en trámite y que la Comuna se los iba a entregar en los siguientes días.

“Fue entonces cuando empezó la trampa. Resulta que la arquitecta está casada con Sergio Chan Peniche, hijo del diputado federal panista Sergio Chan Lugo, y entre ellos se pusieron de acuerdo. Nos pidieron regresar a ese predio dos días después… Allá nos esperaban con Iván Hurtado. El jefe del Departamento de Inspección Urbana, en vez de confirmar las demoliciones ilegales, nos acusó de pedir sobornos”, indicó.

“Sin prueba alguna, aprovechando su influencia política, Iván Hurtado y Sergio Chan me acusaron de pedir tres mil pesos a cambio de no reportar la demolición y, además, dijeron que los trabajos en ese predio sólo consistían en limpieza de escombro, y que no hubo ninguna demolición”, añadió.

Día inhabil

  • Gabriel Castillo entregó copia de un acta en la que consta que el presunto soborno del que se le acusa ocurrió el 1 de mayo, día de asueto en el Ayuntamiento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios