10 de Diciembre de 2018

Yucatán

La familia, luz para las personas autistas

Destacan labor altruista del Centro de Ayuda al Autismo que cumple 22 años.

Jorge Barrera con los invitados de esta semana al programa radiofónico “Salvemos una vida”. (Milenio Novedades)
Jorge Barrera con los invitados de esta semana al programa radiofónico “Salvemos una vida”. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook La familia, luz para las personas autistasCompartir en Twiiter La familia, luz para las personas autistas

MÉRIDA, Yuc.- Bajo la conducción de Jorge Barrera, el programa “Salvemos una vida” que se transmite por AMOR 100.1 FM de Grupo SIPSE contó con la presencia de la psicóloga Gladys Pino Castilla y Carlos Romero Barrera, quienes son terapeuta y secretario, respectivamente, de la Asociación Yucateca de Ayuda al Autismo.

“Este centro de ayuda, hace una labor maravillosa con los niños con autismo. En épocas pasadas el diagnostico no era tan certero y los padres tenían que pasar por muchos médicos”, comentó Jorge Barrera.

Gladys Pino dijo que el centro de ayuda tiene 22 años trabajando y atiende a 150 niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA). “Contamos con diferentes servicios, entre ellos la valoración para el diagnóstico del TEA. Se hace una entrevista donde recabamos toda la información del desarrollo del niño, luego realizamos pruebas especializadas y al final se obtiene el resultado. El “ojo clínico”, la experiencia, nos ayuda a dar un diagnóstico más certero a las familias”, detalló.

Javier Alcalá para reunir fondos

En el marco del 22 aniversario, la asociación realizará diversas actividades para recaudar fondos para continuar su labor altruista. El 1 de diciembre a las nueve de la noche, un evento musical con Javier Alcalá e invitados para recordar los éxitos de los años 80 y 90.

El costo del boleto es de 200 pesos y se pueden adquirir llamando al teléfono 926-54-06 y celular 9992 04-94-81. El 2 de diciembre, de 09:00 a 14:00 horas, se llevará a cabo un “Círculo de conferencias” dirigido a psicólogos, maestros, padres de niños con autismo y profesionales del área de humanidades, en el edificio Meridiano, ubicado en calle 15 No. 267 entre 20 y 23, del Fracc. Altabrisa. El costo es de 250 pesos antes del 27 de noviembre, y 300 pesos después de esta fecha.

Además, el 9 de diciembre a las 20:00 horas, en el Teatro Daniel Ayala, se presentará la obra “El Espectro Autista”, que por medio de la danza contemporánea narra cómo es la vida en la parte de la sensibilidad y la familia de alguien que presenta esta condición. El costo de los boletos es de 100 pesos.

Sobre el autismo, la psicoterapeuta dijo que tiene como característica diferentes síntomas en las áreas conductual, comunicación y social. “Esta condición no tiene relación con el nivel de inteligencia de vida. Es un espectro, así como hay chicos que tienen un mejor nivel, hay otros que están en su mundo; sin embargo, el DSM-5, que es el manual de trastornos mentales, lo divide en niveles”.

El nivel uno es lo que anteriormente se llamaba Asperger, un autismo de alto funcionamiento. Son niños que tienen buen lenguaje y pueden desarrollarse por sí mismos, pero se les dificulta relacionarse con otros niños, de acuerdo con lo esperado a su edad. En el nivel dos, los chicos pueden tener lenguaje o no, y el nivel tres que es un grado más profundo. “Todos los chicos que tienen TEA requieren ayuda para ser personas funcionales. El nivel indica qué tanta ayuda necesitan”, apuntó Gladys Pino.

Carlos Romero comentó que el sueño de los padres que fundaron el centro de ayuda es contar con un espacio para atender mejor a los niños. “Nuestra directora está gestionado fondos para que se haga un taller productivo. Contamos con un terreno para construir un nuevo centro porque el actual ya nos queda muy chico”, expresó. Precisó que se tiene proyectado iniciarlo en 2018 en un terreno de una hectárea, que contará con el Centro de Ayuda, área residencial donde podrán vivir los niños en orfandad o desamparo, y el taller productivo para que aprendan habilidades que los hagan autosuficientes.

Jorge Barrera comentó que todo esto es para el beneficio de los niños que atienda la asociación e invitó a la sociedad a donar para apoyar esta labor altruista.

Psicología transgeneracional

En el segundo segmento del programa, el conductor presentó al psicoterapeuta y médico homeópata Juan Ramón Beltrán Campos a quien le preguntó acerca de la terapia para personas con autismo.

“Ahora se maneja una visión de orden sistémico que comprende las dinámicas en familia y los sistemas donde el individuo está insertado como parte de la comunidad y ahí se dan otro tipo de dinámicas. Y más actualmente, la visión de Bert Hellinger, donde se ve un nivel transgeneracional. Esto significa que a veces el conflicto que puede presentar un niño o adolescentes no es más que una metáfora de un conflicto relacional de sus padres, y si no se resuelve, atender al paciente no llevará a un cambio fundamental y profundo en la restauración de la salud mental y psicológica de la persona”, apuntó.

Agregó que también se requiere atender a la familia con diferentes métodos, dinámicas y patrones que se heredan de generación en generación, aprendidos de forma inconsciente en donde la lealtad impone la repetición de las conductas. “Hoy la psicología transgeneracional nos permite una visión hacia ello”, agregó.

Jorge Barrera comentó que ante la gran disparidad de movimientos entre los jóvenes se está perdiendo la comunicación en la familia.

Beltrán Campos dijo que “una opinión unidireccional hoy no es válida. Tenemos que verlo de manera multidimensional. Podríamos hablar de la falta de comunicación, de proyecto de vida, es decir ¿para qué estoy?, ¿cuál es mi misión en la vida?, ¿para qué me levanto el día de hoy y con qué propósito?”

“Cuando eso falta, la gente se siente perdida, no hay un faro que la guíe en las tormentas diarias del océano de la vida. Tener una meta es tener una dirección, pero se requiere una motivación para conseguirla. Es algo muy importante que podemos perder cuando nos distraemos en cosas cotidianas de la vida, en los videojuegos o en las series de televisión”, aseveró.

“El hecho de que haya situaciones de vida no resueltas en los padres, se transmiten a los hijos sin que nos demos cuenta. Los hijos las repiten con cuestiones de lealtad”, advirtió.

“Desde las constelaciones familiares llamamos a esto ‘Amor ciego’. Repiten los patrones de sus padres por amor, por sentirse aceptados. El problema es cuando los hijos demandan situaciones a los padres. Por ejemplo, un adolescente puede quejarse que sus padres son poco cariñosos. En la psicología transgeneracional vemos que eso que piden los hijos es una moneda que los padres no tienen, porque no la tuvieron de los abuelos”, detalló.

Por último, el doctor Juan Ramón Beltrán mencionó que hoy sábado impartirá el curso “Como elegir pareja”, con las terapias mencionadas, en el Instituto Milton H. Erickson de Mérida. Para mayores informes pueden comunicarse al celular 9991 63-83-68.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios