23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Piden a yucatecos revalorar el matrimonio y la Cuaresma

Fortalecer la relación de pareja, a través de la comunicación y la reflexión, así como un reencuentro con Jesús, fueron los temas abordados en Salvemos Una Vida.

Conductoras e invitados al programa Salvemos una Vida. (José Acosta/SIPSE)
Conductoras e invitados al programa Salvemos una Vida. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Piden a yucatecos revalorar el matrimonio y la CuaresmaCompartir en Twiiter Piden a yucatecos revalorar el matrimonio y la Cuaresma

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La recuperación del matrimonio en tiempos de crisis, así como la llegada de la Cuaresma y la importancia de encontrar su significado fueron los temas abordados ayer en el programa radiofónico Salvemos Una Vida.

Bajo la conducción de Alis García y Esperanza Nieto se realizó la emisión que se transmite por el 100.1 de Nueva Amor. En el primer bloque estuvo presente el coordinador del equipo diocesano promotor de Paternidad Responsable, Héctor Carrillo, quien invitó a la población a sumarse al taller “Actualizando el matrimonio. Casados punto cero”.

Explicó que constantemente imparten cursos enfocados, principalmente, en la planificación de la familia. Indicó que muchas parejas les han expuesto que es difícil encontrar espacios de esta naturaleza y ante esta necesidad realizan el taller dirigido a jóvenes que ya tienen en mente formalizar su relación, que están próximos a casarse.

Alis García indicó que, especialmente en Yucatán, se ha luchado mucho por consolidar a las familias, pero al hablar de ésta se tiene que considerar al matrimonio, el cual debe tener ese apoyo para estar siempre fortalecidos y evitar tantos divorcios que hoy en día se dan.

La Cuaresma es un tiempo en el que tenemos que voltear los reflectores hacia nosotros para que reflexionemos realmente qué significa la vida para nosotros

El invitado explicó que el curso está dividido en tres sesiones, los días 26 de marzo, 2 y 9 de abril, en el local de Paternidad Responsable, ubicado en la calle 47 número 474 entre 54 y 56 en el centro.

El donativo es de 500 pesos por pareja para las tres sesiones, que inician a las 20:30 horas y concluyen a las 22:30 horas, “un horario cómodo para que las personas que trabajen tengan la oportunidad de acudir”.

“El taller está diseñado para que hagamos un espacio de dos horas durante tres días para platicar, conversar, intercambiar cómo está nuestra relación, qué ha cambiado, necesitamos algo más”, refirió Héctor Carrillo.

Aclaró que el nombre del taller “Casados punto cero” es para hacer referencia a las diversas versiones de los software, ya que esa actualización del matrimonio es hacer un alto en la vida y darle el espacio y tiempo necesario para revisar cómo se encuentra la relación.

“Comentaba Alis que los divorcios se han disparado de forma notable y esto es precisamente por el ritmo de vida, en el cual nos levantamos, nos vamos a trabajar, regresamos muy tarde, vemos cosas de los hijos, atendemos compromisos personales o nos metemos a la computadora y cuando nos damos cuenta ya son las once de la noche y nuestra pareja, esposa o esposo, en qué momento lo voy a atender”, señaló.

“Esto es muy importante porque al paso de los años las personas van cambiando y en ocasiones, aunque son pareja, van evolucionando cada una por su lado y llega un momento en que ya no tienen cosas en común”, añadió Esperanza Nieto.

La Cuaresma

En otro segmento estuvo presente el Padre Raúl Kemp Lozano, quien  abordó el tema de la Cuaresma.

“El Señor Jesús es un personaje seductor, porque cuando nos enseña a vivir, nos seduce, y yo creo que las ganas de vivir, el sentirse que uno está vivo es la experiencia más grande que puedo sentir. Yo puedo obtener un título de la universidad, pero no sentir la única razón por la cual Dios me puso en este mundo que es aprender, porque la vida es aprender”, refirió.

Dijo que si la persona no aprende, no puede madurar o crecer, “eso es lo que atrae y seduce de Dios, que abre un panorama de muchas perspectivas, posiblemente muchas puertas se cierren, pero el sentido de vivir es seductor”.

“Jesús es un maestro, un filósofo muy sabio, y la gente quedaba admirada de su sabiduría y cuando se le pierde a San José y a la Virgen lo encuentran en el Templo y él está rodeado de los doctores de la ley, los cuales estaban admirados de encontrar tanta sabiduría en un niño de 12 años”.

“Pero cuando él va a Jerusalén, los fariseos no podían aceptar que un hombre de pueblo como Jesús pudiera tener tanta sabiduría y que la contagiara, porque la gente que escuchaba a Jesús lo seguía”.

“Entonces, Cuaresma es un tiempo en el que tenemos que voltear los reflectores hacia nosotros para que reflexionemos realmente qué significa la vida para mí, qué entiendo por vivir”, apuntó.

El Presbítero destacó que si una persona aprende a vivir, va a aprender a convivir y si aprende a convivir aprenderá a servir, pero si no aprende a vivir no lo podrá hacer.

Para ello, es importante descubrir los poderes de cada uno, el poder de elección, que no sean los demás quienes elijan por ellos; así como el poder de cambiar, el poder de transformar, que son poderes que Dios les da a todos, pero que no siempre se utilizan. Entonces la Cuaresma es para ser mejores personas.

“Todo lo religioso nos tiene que ayudar a ser mejores personas, los jóvenes se preguntan mucho para qué sirve la religión, cuando la religión es parte de la política de la vida de un ser humano, no podemos sacar la religión de la esencia del ser humano, tiene que creer en algo superior y va a llenar una necesidad que tiene mi ser”, puntualizó.

“La felicidad es la salud espiritual”, y con esta frase cerró el Padre Kemp el segmento enfocado a la Cuaresma.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios