22 de Octubre de 2018

Yucatán

Cuaresma, oportunidad de reconciliarse con Dios y uno mismo

Destacan la importancia del perdón hacia uno; a veces la persona aunque se confiese, sigue cargando con una culpa que no debe.

Alis García de Ortiz (d), Mary Liz Escalante y el Pbro. Medina Oramas, hablaron en el programa Salvemos una vida sobre la cuaresma y el perdón. (Foto: Jorge Acosta/Milenio Novedades)
Alis García de Ortiz (d), Mary Liz Escalante y el Pbro. Medina Oramas, hablaron en el programa Salvemos una vida sobre la cuaresma y el perdón. (Foto: Jorge Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Cuaresma, oportunidad de reconciliarse con Dios y uno mismoCompartir en Twiiter Cuaresma, oportunidad de reconciliarse con Dios y uno mismo

Ana Hernández/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La Cuaresma es el tiempo de la reconciliación y la purificación espiritual, con el Padre y con uno mismo, es la oportunidad de personarse, aceptar los errores cometidos, liberarse de ellos y continuar el camino acompaño de Dios, dijo el presbítero  Miguel José Medina Oramas párroco de“María Reina de los Angeles”.

Durante la transmisión matutina dl programa radiofónico “Salvemos una vida”, enfocado a la prevención  del suicidio, se abordó el tema de la Cuaresma que recién comenzó y la importancia de su comprensión para la fortaleza espiritual, que necesitan recordar o comprender mejor las personas.

Con la participación de Alis García de Ortiz, Mary Liz Escalante y el Pbro. Medina Oramas, se habló de importancia de entender la oportunidad de reflexión y preparación que significa este tiempo.

Destacaron la importancia del perdón hacia uno mismo para poder cambiar y lograr esa paz que la persona a veces no lograr alcanzar porque aunque se confiese, sigue cargando con una culpa que no debe, porque para eso es que se acerca y acepta a Dios, quien lo ayuda a ser feliz y superar los obstáculos. La importancia de que los jóvenes conozcan, entiendan y comprendan la importancia de esta celebración católica.

El Padre Miguel Medina enfatizó una frase que todo creyente debe conocer y entender, “no le digas a Dios que tienes un gran problema, dile a tu problema que tienes un gran Dios”, porque con él de su lado pueden ser mejor persona.

“La Cuaresma es el tiempo hermoso de reconciliación, de purificación,  con el Padre y conmigo mismo…hay personas que acuden a confesión con honestidad y siguen en el dolor porque no se perdonan los errores cometidos, les cuesta comprender que si se arrepienten de corazón, el Señor perdona los pecados, pero uno debe reconciliarse consigo mismo”, explicó. 

Para comprender mejor esto comentó que hay personas que necesitan lentes y los saben y otros que los necesitan pero no lo saben porque creen que así es la realidad, sin embargo cuando se topan con una persona que detecta su carencia les y les hace un estudio y se dan cuenta de cómo es la realidad, “eso hace Dios en la vida del hombre, hace que veas con claridad quién eres, que las personas sean capaces de ver cómo son”.
Alis García comentó que la época de Cuaresma es la oportunidad de hacer un análisis personal, el cuerpo revela lo que ocurre con el alma.

En este punto el párroco comentó que por ello es importante perdonarse, y para lograrlo es necesario tener a Dios como base y pedir la humildad, porque hay aciertos y desaciertos, se cometen errores, pero hay que superarlos y aprovechar la oportunidad de vivir.

“Salvemos una vida, la iglesia y otras instituciones están dispuestos a ayudar, pero muchas personas no piden ayuda, cuando un Dios dispuesto a ayudar si clamas a él”, enfatizó el Padre Medina.

Tarea de dos

Destacó que pensar que Dios es pasivo y está esperando y como persona no se tiene que hacer nada, es una idea equivocada; “la amistad y el contacto con Dios es una tarea de dos, hay que poner de su parte para buscarlo y encontrarlo, hay que permitirle entrar en nuestras vidas, así se da la reconciliación y volvemos a ser amigos”.

Indicó que el sacramento de la confesión es la reconciliación con Dios, porque dejas en sus manos la carga que llevas, su corazón perdona y abraza de nuevo, la persona tiene la oportunidad de renovarse y empezar de nuevo acompañado del Señor porque cuenta con  su ayuda, su gracia y bendición.
“Cada persona escoge la opción de vida que quiere, si quiere que Dios sea parte de su historia personal,  llenarse de esperanza de luz, entonces  acepta las limitaciones que quiere superar, sin estar sólo”.

Indicó también que la confesión es un gran acto de humildad desde su punto de vista, porque los hombres y las personas que se arrodillan son valientes que se están enfrentando a uno mismo, buscando la ayuda y la misericordia del Señor.

El Padre Medina Oramas, comentó que estos días de reflexión la parroquia a su cargo organizará dos eventos importantes, el primero  será  Kerigma para Jóvenes de 15 a 25 años, el cual se realizará del 18 al 21 de febrero, en las instalaciones de la parroquia ubicada en el fraccionamiento Cámara de la Construcción, será “una pachanga juvenil”, con una cuota de recuperación de $50.00. 

El segundo será el “Congreso moviendo montañas” que se realizará los días 27 y 28 del presente en el local de convenciones CTM ubicado al oriente de Mérida en el cruce de Circuito Colonias con la calle 59, la cuota de recuperación es de 80 para adultos y 40 pesos para jóvenes. En este punto comentó que si las personas desean asistir y no tienen para cubrir el apoyo, pueden hacerlo, lo importante es que vayan, los fondos sirven para pagar los gastos de los invitados y las actividades que se realizan.

Para mayor información pueden llamar a la parroquia al 9194463o y en la página de Facebook: Parroquia Maria Reina de los Angeles.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios