18 de Noviembre de 2018

Yucatán

Se convierte la apicultura en gran negocio para yucatecos

La producción de miel se ha convertido en una actividad importante para la economía local.

La miel de Yucatán es muy solicitada en mercados extranjeros. (Milenio Novedades)
La miel de Yucatán es muy solicitada en mercados extranjeros. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Se convierte la apicultura en gran negocio para yucatecosCompartir en Twiiter Se convierte la apicultura en gran negocio para yucatecos

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Aunque comenzó como una alternativa de los productores de maíz y otros cultivos para mejorar sus ingresos, poco a poco la apicultura se ha convertido en una actividad económica importante para la economía local, señaló el delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en (Semarnat) en Yucatán, Jorge Carlos Berlín Montero.

Dado el nivel de aprovechamiento que pueden tener, dijo, algunos criaderos de abajas son más especializados, y citó como ejemplo los dos proyectos que en el sur de la entidad impulsan con grupos de mujeres.

A cada uno de los grupos se entregó un apoyo de 110 mil pesos, el cual sirvió para que, con la ayuda de especialistas y técnicos, iniciaran la producción de miel y productos de abejas meliponas, la cual tienen muchas bondades medicinales.

Si bien el litro de este producto es caro, tiene un mercado potencial, ya que se les atribuyen bondades medicinales que las personas del país y del extranjero valoran.

En lo referente a la producción apícola en la entidad, la Secretaría de Desarrollo Rural señala que hasta el momento se ha obtenido un volumen de cosecha de siete mil toneladas, aún falta contabilizar la de diciembre, que suele ser importante.

En Yucatán hay 11 mil 200 productores, 17 mil apiarios y 348 mil 14 colmenas y el 85 por ciento de la producción se comercializa en el mercado internacional

Se calcula que el valor de la producción es de 266 millones de pesos, la cual se genera en diversos municipios; las abejas obtienen la miel en el oriente, de las flores del tahonal, y en el sur por la flor de dzidzilché y enredaderas.

La floración del tahonal es de diciembre a febrero, y la de dzidzilché es de febrero a abril, aproximadamente.

De acuerdo con los datos de registro de esa dependencia estatal, cuyo titular es Felipe Cervera Hernández, en Yucatán hay 11 mil 200 productores, 17 mil apiarios y 348 mil 14 colmenas.

El 85 por ciento de la producción se comercializa en el mercado internacional, en especial la Unión Europea para consumo humano, y el 15 por ciento en el mercado nacional para consumo humano e industrial.

Aunque ha enfrentado algunos problemas, como la varroa, ahora esta plaga está en fase de control y la producción se comercializa sin problema. 

Meliponicultura
  • Especialistas señalan que la producción de miel fue intensa entre los mayas mediante la meliponicultura (crianza de abejas sin aguijón), incluso mayor que en Europa.
  • Precisaron que los mayas cultivaron de manera intensiva las abejas sin aguijón, para lo cual utilizaron troncos ahuecados artificialmente, ollas de barro y jícaras.

Aporte a salud, valor agregado de miel yucateca

Por otro lado, la identificación del polen que contienen las cosechas de miel en la entidad ha otorgado un valor agregado al producto local, esto con base en los resultados de los análisis efectuados y certificados en el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY).

En el área del Microscopio Electrónico del CICY, con el apoyo de Silvia Andrade Canto, responsable del servicio de la Unidad de Biotecnología en el Laboratorio de Análisis Instrumental, los estudios de las muestras han permitido determinar los componentes de este dulce.

El MEB facilita abordar muestras con materiales micro y nanométricos, los cuales, por lo regular, no se pueden observar a detalle con los microscopios ópticos, con los cuales se acostumbra trabajar en los laboratorios.

La identificación del polen que contienen las cosechas le da un plus al producto, este estudio lo realiza el microscopio electrónico del CICY

El polen es un elemento importante como recurso apícola, pero también es factor para el asma; por ello, con el instrumento se realiza un reconocimiento de las especies útiles para la industria de miel, así como en la salud.

El MEB ayuda a identificar las especies en las cuales las abejas han recolectado la miel y así se averigua el origen.

Por ejemplo, hay dulces de un origen, como la de Dzizilché, que se cosecha de febrero a marzo, lo cual implica corroborar la morfología del polen que viene en la miel.

En verano, la miel es resultado de una mezcla multifloral, el polen lo aportan muchas especies y en noviembre es la de tajonal; lo anterior, le da un valor agregado, ya que los dulces que producen las abejas son monoflorales y son más benéficos para la salud, ya que tienen menos restricciones, pues hay personas alérgicas al polen en la miel.

En el CICY, además de las plantas, también se trabaja de forma especial con la diatomeas, organismo que tienen una amplia utilidad industrial y en la salud; puede ser muy productivo en la generación de energías limpias, pero también dañinos si en algunos casos, como son las mareas rojas, existe sobrepoblación en el medio.

Publicaciones
  • El apoyo dado en el área a través del MEB permite a los investigadores publicar datos en revistas científicas y reportes técnicos para justificar el apoyo económico a sus proyectos y compartir sus resultados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios