18 de Octubre de 2018

Yucatán

Sin saber conversó en el autobús con una muerta

Fue su mejor amiga en la preparatoria y tuvo con ella un agradable encuentro, pese a que la vio demasiado blanca.

La misteriosa mujer del camión en realidad ya había fallecido. (Jorge Moreno/SIPSE)
La misteriosa mujer del camión en realidad ya había fallecido. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Sin saber conversó en el autobús con una muertaCompartir en Twiiter Sin saber conversó en el autobús con una muerta

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- ¿Es posible que tu mejor amigo venga a despedirse después de su muerte? A continuación presento un caso verídico e impactante ocurrido a una excompañera de clases y que, no cabe duda, causa impacto, sobre todo porque conocí a la persona que hace alusión. Este es su relato:

"Hace un tiempo, yo trabajaba en un hospital muy moderno, al norte de la ciudad, era el año 2006 y a principios de noviembre mi abuelo falleció. Mi familia es muy yucateca, numerosa y muy unida, así que este acontecimiento nos entristeció a todos de sobremanera. 

"Al sábado siguiente del funeral, salí del trabajo como a las 3 p.m., y tomé el autobús para dirigirme a casa de mis padres, ahí estaban mis hijos. El camión pasa en la puerta de la casa de quien fuera mi mejor amiga en la preparatoria, pero, al salir de la escuela y con el paso del tiempo, nos distanciamos.

Agradable encuentro

"Ese día, mi amiga se subió al camión en el que yo viajaba, se acercó y nos saludamos como si el tiempo no hubiese pasado, recuerdo que estaba vestida de blanco y llevaba el cabello rizado hasta la cintura, en un tono demasiado claro para mi gusto, pero no se lo dije.

"Conversamos. Preguntó por mis hijos y la familia, le conté lo que acababa de pasar con mi abuelo, ella respondió que no preocupara que él estaba en paz y ya había dejado de sufrir. Cuando el camión llegó a casa de mis padres, nos despedimos de beso en la mejilla y me comentó que ya estaba comprometida, que se iba a casar y que me hablaría para invitarme.

"Bajé del autobús y cuando llegué con mis padres les comenté del encuentro con mi amiga. De ahí no pasó a más.

"Transcurrió el mes y llegó diciembre. En los hospitales es horrible, pues, con la entrega de aguinaldos, todo el mundo programa sus operaciones para esas fechas, así que estábamos llenos y con muchísimo trabajo. Uno de esos días vi pasar a Omar, amigo de muchos años, que había conocido en casa de mi amiga, pero no lo pude saludar, ya que tenía mucha gente por atender. Cuando se retiró vi que iba acompañado de Isabel, una chica que trabajaba en uno de los laboratorios del hospital, pasaron los días y se me olvidó el encuentro.

"En enero de 2007, el hospital ya había pasado su tiempo crítico y no teníamos tanto trabajo y, cuando vi a Isabel, le pregunté de dónde conocía a Omar y me explicó que era su esposo. 

"Y le dije: 'Ah, yo soy amiga de la hermanita de Javier, de hecho, nos llevábamos muchísimo en la prepa, conozco a toda la familia', y ella me preguntó '¿Qué hermana, la que murió?', pero no le contesté, solo le dije que había viajado con ella en el camión en noviembre, mientras iba a casa de mis papás.

La cruda realidad

"Ella me dijo que no podía ser porque ya tenía tiempo que había fallecido en un accidente en la carretera a Cancún, mientras venía a Mérida acompañada de su novio, con el que se iba a casar.

"Como me negaba a creer lo que me decía, le marcamos a Omar y me lo pasaron. Después de los saludos, le pregunté: 'Oye, cómo está mi amiga', él respondió: 'Lo siento, ella falleció en diciembre de 2005', solté el teléfono y quedé pálida. Me tuvieron que comprar un refresco para que reaccionara.

"Aún ingenua e incrédula de lo que me habían dicho, me dediqué a buscar obituarios y notas de accidentes de ese mes y año, cual sería mi sorpresa al constatar que, efectivamente, el día que vi a mi amiga estaba a punto de cumplir un año de fallecida, en un accidente automovilístico en la carretera Cancún-Mérida. 

"Por eso, y desde ese entonces, siempre he dicho que si te encuentras en la calle a algún amigo o familiar lejano que hace tiempo que no ves, no le niegues el saludo, pues no sabes si en realidad sólo vino a despedirse".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios