15 de Noviembre de 2018

Yucatán

Sufren restaurantes acoso laboral: Canirac

Revelan que hay personas que interponen controversias ante Conciliación y Arbitraje para ganar dinero sin trabajar.

En Yucatán trabajan unas 60 mil personas en el sector restaurantero.  (SIPSE)
En Yucatán trabajan unas 60 mil personas en el sector restaurantero. (SIPSE)
Compartir en Facebook Sufren restaurantes acoso laboral: CaniracCompartir en Twiiter Sufren restaurantes acoso laboral: Canirac

Iván Duarte/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Todo empleado espera que la justicia lo proteja cuando sufre un despido injustificado, malos tratos o que no se respeten las condiciones o prestaciones laborales, pero cámaras empresariales y autoridades laborales revelan el surgimiento de un repunte en demandas laborales que se ha convertido en un dolor de cabeza, principalmente para el sector restaurantero.

Y es que en los últimos cinco años, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en Yucatán ha recibido aproximadamente unas 10 mil demandas por despidos injustificados, los cuales aún no se resuelven.

Álvaro Mimenza Aguiar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), advirtió de la existencia de una 'mafia' que opera en este sector y que representa considerables pérdidas económicas para los empresarios, de hasta medio millón de pesos por caso.

El empresario asegura que se trata de un grupo de trabajadores que han encontrado un modo fácil de obtener dinero, los cuales, sin la ayuda de abogados, no podrían efectuar su cometido.

Mencionó que este proceder se ha convertido en un contubernio entre trabajadores desleales y abogados especializados en el ámbito laboral que logran obtener un mínimo de 12 mil pesos por demanda ganada, entre él y el 'cliente'.

“Es un problema que afecta a todos los empresarios, pero en especial los restauranteros, por el elevado índice de rotación de personal que tenemos”, apuntó.

Cifras del Inegi

Según informes del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) existen en la entidad unas 12 mil unidades de alimentos y bebidas, que reúnen a todos los puestos relacionados con los servicios de alimento, desde una fonda hasta cadenas restauranteras.

La paraestatal informa que existen 60 mil trabajadores de estas unidades; en el caso específico de la industria restaurantera se estima que hay 400 restaurantes afiliados a la Canirac, con alrededor de 10 mil trabajadores.

La Junta Local de Conciliación y Arbitraje ha recibido en el último lustro unas 10 mil demandas por despidos injustificados, los cuales se asocian a los 60 mil trabajos de las unidades de alimentos y bebidas que reporta el Inegi.

“Entre esas 10 mil demandas por despido injustificado, no dudamos que haya varios de estos casos que expongo. Yo mismo he padecido de este problema en tres ocasiones en cinco años. Y estamos indefensos, ya que nuestros abogados nos recomiendan siempre cerrar la demanda mediante un acuerdo que cuesta entre 10 y 15 mil pesos”, dijo.

Explicó que el problema se debe a que no existe o no se consideraba en la ley anterior del trabajo problemas de esta naturaleza, y en la actual, la reformada, aún hay lagunas.

“Son personas que no podemos llamar trabajadores, estoy seguro que no son todas, sino unas cuántas; hemos encontrado coincidencias en casos donde se trata de la misma gente demandante, pero de no dar por cerrado el caso, el empresario se expone a perder un juicio que le puede costar hasta medio millón de pesos”, dijo Mimenza Aguiar.

Mujeres

Estadísticas de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) indican que la mitad de los trabajadores de este ramo son mujeres, las cuales se caracterizan por su responsabilidad y compromiso laboral.

De este 50 por ciento, la mayoría (el 80 por ciento) son madres solteras, las cuales son consideradas al interior de los comercios restaurantes como “sello de garantía”, pues su condición las hace más comprometidas con el trabajo.

“Nos gusta mucho contratar a madres solteras, siempre nos han resultado ser las más responsables”, dijo Mimenza Aguiar.

Señaló que la mujer ha demostrado ser digna de confianza, ya que, al menos en el sector restaurantero, son mínimas o inexistentes las demandas laborales interpuestas por las féminas.

Los abogados

  • La Canirac detalló que los trabajadores de las mafias esperan hasta los tres meses o más para interponer la demanda y hacer válido los tres meses de salarios caídos.
  • Consideran que hay abogados que asesoran a estas personas, quienes una vez que empieza un juicio aconsejan al supuesto trabajador no presentarse en los juicios.
  • Álvaro Mimenza Aguiar afirmó que en tres ocasiones ha sido víctima de “pseudotrabajadores”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios