25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Dan un toque femenino a la seguridad y justicia del Estado

Aunque el camino ha sido largo, las mujeres han alcanzado posiciones de liderazgo en dependencias que tienen que ver con la tranquilidad que goza Yucatán.

Cada vez hay mayor presencia femenina en la Policía Ministerial. (Milenio Novedades)
Cada vez hay mayor presencia femenina en la Policía Ministerial. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Dan un toque femenino a la seguridad y justicia del EstadoCompartir en Twiiter Dan un toque femenino a la seguridad y justicia del Estado

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La progresiva incorporación de las mujeres en todas las esferas del desarrollo humano es uno de los fenómenos presentes en Yucatán, donde el reconocimiento a sus derechos ha sido un camino muy largo para alcanzar posiciones de liderazgo en el ramo de seguridad, procuración e impartición de justicia.

El Modelo del Centro de Justicia para Mujeres (CJM) de la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene como propósito la erradicación de la violencia en la sociedad y a la dignificación de las mujeres víctimas de estos ilícitos y darles alternativas de solución para acabar con ese mal social.

El CJM representa una inversión de más de 16 millones de pesos en tres etapas: la primera comenzará a funcionar mañana, cuando la inaugure en su quinta visita el presidente Enrique Peña Nieto; atenderá de manera integral a mujeres y sus hijos víctimas de violencia.

La búsqueda de la equidad y justicia para las mujeres es una labor que debe continuar para encontrar los medios que permitan la erradicación de la discriminación y las agresiones.

La SSP cuenta con 12 mujeres en el grupo de reacción; desde 2013 existe la Unidad Especializada en Prevención de Violencia Familiar y de Género

Datos del censo del Inegi de 2010 indican que en el país residen 112.3 millones de personas, de las cuales 57.4 millones son mujeres y 54.9 millones hombres; es decir, hay 105 mujeres por cada 100 varones; en Yucatán, el promedio es de 103 mujeres por cada 100 hombres.

En la actualidad, la entidad cuenta por primera vez con una mujer al frente de la Fiscalía General del Estado: Celia María Rivas Rodríguez, quien tiene que hacer valer su opinión en el Consejo de Seguridad Estatal por ser la única fémina.

Por su parte, en el último año, el Poder Judicial del Estado ha dado un impulso a juzgar con perspectiva de género. Según sus estadísticas, el 68 por ciento de los juzgadores en sus ramas civil, familiar, mercantil y penal son mujeres.

Además, el Primer Tribunal Oral, que funciona desde noviembre de 2011 con la implementación del sistema penal acusatorio y oral, está integrado por tres mujeres.

La FGE también generó la participación de la mujer y ahora cuenta con unas 40 policías ministeriales, de las que seis son integrantes de los grupos de élite ROCA y ETRI, las demás están asignadas a comandancias investigadoras.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) cuenta con 12 mujeres asignadas al grupo de reacción, y desde 2013 cuenta con la Unidad Especializada en Prevención de Violencia Familiar y de Género, modelo de atención integral con personal interdisciplinario para actuar, entre otras situaciones, en el acompañamiento a gente que sufre agresión familiar.

Mayor sensibilización

El hecho de que una mujer esté al frente de la Fiscalía General del Estado (FGE) representa muchas cosas, entre ellas el mensaje de que se puede ocupar un cargo de alto nivel, incluso en seguridad, expresó la titular Celia María Rivas Rodríguez.

Señaló que la FGE ha tenido un cambio de sensibilización tanto al interior, que es al personal, como al exterior, que es la atención a los usuarios, ya que una mujer ve mucho más allá que un hombre, está más pendiente de los detalles que pueden marcar la diferencia.

“No se puede aplicar algo que no se conoce, por lo que se impulsó la capacitación al personal de esta institución en materia de derechos humanos, se creó un módulo de orientación ciudadana, la unidad de peritos intérpretes y se reforzaron las acciones de la unidad de mediación, que es una alternativa para resolver conflictos”, indicó.

Precisó que nada de eso existía y fueron detalles que ya se aplican en beneficio de la sociedad, pues ahora una persona mayahablante puede expresar lo que quiere decir en su lengua, y en el caso de mediación, es la mejor manera de resolver los conflictos, mediante el diálogo. Recordó que se han certificado a más de 40 mediadores y abierto salas en las agencias del Ministerio Público tanto en Mérida como el interior del Estado.

Las juezas señalan que ser mujer no influye al tomar decisiones en los 12 juicios que hasta ahora han llevado

Apuntó que un tema que no era atendido como debía era el de los padres que incumplen con sus obligaciones de asistencia familiar.

“Es un tema difícil para los hombres; es necesario ser mujer para saber lo que pasa cuando se niegan a proporcionar la pensión, que es para los hijos”, agregó.

Detalló que en lo que va de esta administración se han ejecutado 534 órdenes de aprehensión por ese delito; de octubre a diciembre de 2012 fueron 117, mientras que 361 se ejecutaron en 2013 y en este año ya van 56 órdenes de aprehensión y reaprehensión. Antes no se hacía, no se llevaban a cabo acciones en favor de las mujeres”, explicó.

También se han emitido 70 órdenes de protección emergentes para proteger a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar.

La presencia femenina en la Policía Ministerial es otro avance, pues se detectó que en muchos casos era necesario en el acompañamiento en temas de mujer hacia otra, o cuando hay de por medio niños.

Antes sólo había una mujer en la Policía Ministerial, por lo que esta administración se dio a la tarea de ampliar ese número, ahora hay 35, incluso en los grupos especiales de reacción.

En el grupo de seguridad, tanto regional como estatal, la Fiscal señaló que hasta ahora han logrado que su voz sea escuchada mediante la coordinación y el diálogo.

Respeto a la investidura

Los tres integrantes del primer Tribunal de Juicio Oral de Yucatán son mujeres que tienen la responsabilidad de dictar las sentencias del nuevo sistema acusatorio adversarial, que se aplica en Yucatán desde 2011 y que es modelo a nivel nacional.

Fabiola Rodríguez Zurita, quien se desempeñaba como Juez Cuarto Penal en Mérida, obtuvo una calificación de 96.4 puntos; María del Socorro Tamayo Aranda era secretaria de estudio y cuenta de la ponencia segunda del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), obtuvo 94.6 puntos, y Nidia Celis Fuentes, juez penal de Valladolid, con 91.6 puntos.

Las juezas señalan que ser mujer no influye al tomar decisiones en los 12 juicios que hasta ahora han llevado; la gente se ha dado cuenta de que todas las resoluciones están apegadas a Derecho.

Comentaron que sólo en el primer juicio –que fue un caso de violación- el acusado le dijo que lamentaba que mujeres llevaran el proceso porque se dejaban llevar por el sentimentalismo.

La FGE ha tenido un cambio de sensibilización tanto al interior como al exterior

En el último juicio –que se llevó hace unos días en Umán y se trató de un caso de homicidio- participó Suemy del Rosario Lizama Sánchez, quien originalmente es juez de control.

Aseguraron que el trato con los abogados defensores e incluso fiscales ha sido respetuoso, ajustados a las normas, pues respetan la investidura.

La juez Rodríguez Zurita expresó que los roles no son tan definidos como hace años, “el gusto de la pareja por hacer cosas de la casa, en apoyo a la familia, hace que como profesionales nos sintamos bien”.

“Mi papá tenía la idea de que la mujer para su casa y el hombre en la calle, se murió pensando así; sin embargo, se fue orgulloso de su hija,”, expresó Fabiola Rodríguez.

Suemy Lizama, del juzgado primero con sede en Umán, indicó que su padre siempre la impulsó a estudiar, pero cuando se enteró que cursaría la carrera de Derecho no le pareció, e incluso le dijo que era para hombres, “pero al final está orgulloso de lo que he logrado”.

Indicaron que durante la carrera hubo gente que les decía que el área penal no era propia para mujeres y la mayoría de las estudiantes se especializó en Civil, Familiar o Mercantil.

Socorro Tamayo mencionó que todo se puede combinar, es cuestión de tiempo de calidad, pues cumplimos como profesionales, y también en familia.

“En diciembre trabajamos en un caso en Valladolid, y el apoyo de los esposos en la atención de los hijos fue fundamental, para que no te reprochen. La presencia de mamá en casa, si no está bien equilibrada, repercutirá”, manifestó la jueza Fabiola. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios