21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Aumenta en yucatecos el síndrome del 'trabajador quemado' (gráfica)

Advierte experto de la gravedad del problema porque la persona afectada presenta preocupación, tensión, ansiedad y fatiga.

Los especialistas recomiendan a las personas con fuertes cargas de trabajo favorecer la labor en equipo y reforzar los aspectos positivos. (Milenio Novedades/Foto de contexto)
Los especialistas recomiendan a las personas con fuertes cargas de trabajo favorecer la labor en equipo y reforzar los aspectos positivos. (Milenio Novedades/Foto de contexto)
Compartir en Facebook Aumenta en yucatecos el síndrome del 'trabajador quemado' (gráfica)Compartir en Twiiter Aumenta en yucatecos el síndrome del 'trabajador quemado' (gráfica)

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Como respuesta al estrés que viven los empleados, sobre todo quienes laboran más horas de lo que corresponde a una jornada establecida, cada vez se presentan más casos de personas con Síndrome de Burnout o del “trabajador quemado”.

Los síntomas incluyen una sensación de agotamiento, como si se estuviera carbonizando interiormente, y que puede traer consigo la depresión.

De acuerdo con registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de 950 mil personas que laboran en Yucatán, alrededor de 255 mil trabajan más de 48 horas a la semana.

Lo anterior corresponde a casi un 30 por ciento de la base laboral del Estado que trabaja más de ocho horas diarias, de los cuales 198 mil 258 son hombres y 57 mil 295 mujeres.

El subdirector de Salud Mental de la Secretaría de Salud del Estado (SSE), Manuel Ruiz Mendoza, indicó que el Síndrome de Burnout es una realidad de la base laboral en Yucatán, el país y el mundo, y se presenta con mayor frecuencia.

“Es un tema muy importante que afecta a las personas que laboran, de todos los niveles; no se da porque una persona sea adicta al trabajo, sino porque a veces las necesidades de la vida lo generan, y ante ello la gente se ve sujeta a desgastarse; nos estamos quemando, no trabajamos adecuadamente”, refirió.

El especialista mencionó que regularmente no es el empleado quien se genera solo la presión, ya que puede ser que los jefes lo hagan trabajar en demasía; “precisamente ahí es donde se tiene que buscar el equilibrio”.

De 950 mil personas que laboran en Yucatán alrededor de 255 mil trabajan más de 48 horas a la semana

Consideró importante que se analice cuál debe ser la función del jefe para exigir resultados laborales y cómo el trabajador debe aportar su esfuerzo para la empresa, sin llegar a los excesos y presiones que traigan consigo problemas de salud mental.

Ruiz Mendoza dijo que este síndrome se da en diferentes etapas; la fase de estrés se caracteriza por un desajuste entre demandas laborales y los recursos del trabajador.

Cuando se llega a la fase de agotamiento, la persona produce de forma crónica respuestas de preocupación, tensión, ansiedad y fatiga; en la fase de agotamiento defensivo, se aprecian cambios en las actitudes y en la conducta, como la robotización y el cinismo.

Esta situación genera que el paciente tenga bajo rendimiento en el trabajo, ya no muestre la misma pasión e incluso lo puede incapacitar, debido a la sensación de agotamiento que resiente.

Entre los síntomas para detectar el “síndrome del quemado” se encuentra el distanciamiento afectivo, irritabilidad, atención selectiva, ironía; asimismo, se producen diferentes mecanismos de defensa como racionalización, desplazamiento de afectos y negación de la realidad.

También se da el ausentismo laboral, consumo de medicamentos o drogas, aumento de conductas violentas y, en ocasiones, se sufre fatiga crónica, dolores de cabeza, problemas del sueño, hipertensión y diversas enfermedades psicosomáticas.

Ruiz Mendoza expuso que en las empresas se debe proponer que existan servicios de psicología; si hubiesen esta atención se identificaría al aparecer esta manifestación y se podrían tomar las medidas necesarias.

“La base para erradicarlo es la organización, porque donde hay salud mental se puede identificar con rapidez cuando está apareciendo este fenómeno, y si se detecta a tiempo, el tratamiento dará mejores resultados”, puntualizó.

Una fuerte carga
  • Los especialistas recomiendan a las personas con fuertes cargas de trabajo favorecer la labor en equipo y reforzar los aspectos positivos.
  • También establecer fronteras entre el trabajo y la vida privada, cuidar el ambiente familiar, realizar ejercicio, masajes y relajación.

Talleres

Debido al impacto que genera actualmente el estrés laboral en los trabajadores, la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y el Centro de Integración Juvenil (CIJ) ofrecerán orientación en diversas empresas sobre este tema, a través de talleres.

El secretario general de la Sección 95 de la CROC, Cornelio Mena Ku, indicó que la semana pasada la VI jornada nacional de prevención de adicciones 2014 se denominó “Prevención de la violencia y el estrés”.

Este evento, que organiza la CROC y CIJ de manera simultánea en el país, en el Estado impactará a trabajadores de 30 centros laborales, a través de talleres que se realizan desde el pasado día 4 y concluirán el 29 del presente mes.

“Es una realidad que se da un alto porcentaje de ausentismo y rotación de trabajadores debido a factores como la violencia y el estrés, por lo que es importante apoyar a los empleados para que tengan herramientas para enfrentar estas situaciones”, apuntó.

Agregó que durante todo el año se llevarán estos temas a las empresas que lo soliciten y donde se detecten que existen focos rojos, a fin de mejorar su ambiente laboral y que el trabajador tenga mayor productividad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios