19 de Noviembre de 2018

Yucatán

Camioneros 'tiran la toalla' con el gobierno que se va

Ya no insistirán en alza ante DTEY: esperarán a siguientes funcionarios.

Los camiones están en malas condiciones. (SIPSE)
Los camiones están en malas condiciones. (SIPSE)
Compartir en Facebook Camioneros 'tiran la toalla' con el gobierno que se vaCompartir en Twiiter Camioneros 'tiran la toalla' con el gobierno que se va

Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA.- A 12 días de que concluya la administración estatal, los concesionarios del transporte de pasajeros en Mérida “tiraron la toalla” con la Dirección de Transporte (DTEY), en busca de un incremento en las tarifas o la búsqueda de una mayor subsidio, y se quedarán en espera de que asuma la nueva administración para insistir en el tema, a pesar de que admiten que hay deficiencias y carencias en el servicio que prestan.

El presidente de Minis 2000, Rafael Canto Rosado, indicó que el tema del transporte en Mérida es responsabilidad de la Dirección de Transporte, pues aunque cambien de representantes cada seis años, hay un reglamento que debe acatarse, el cual también incumplen.

En un recorrido por la ciudad se observó que durante prácticamente todo el día en varios paraderos se forman largas filas de personas esperando las unidades, las cuales ahora son menos por el “recorte” que aplican los permisionarios o porque ajustan sus horarios a las horas pico.

Los usuarios a final de cuentas son los afectados en la “guerra” de tarifas. (Jorge Acosta/ Milenio Novedades)

 

Canto Rosado confirmó esta situación y dijo que el que no se haya resuelto el alza a las tarifas o al subsidio ha generado que los permisionarios se vean “obligados” a reducir sus corridas y disminuir las frecuencias, además de que muchas de las unidades están en mal estado.

“El servicio de transporte público depende de un reglamento que dictaminó el gobierno, cambian las personas que lo representan pero la institución es la misma, hay una ley y esa no cambia, es obligación de la autoridad ver que el servicio sea rentable”, sentenció.

Echan 'la culpa' al Gobierno 

Recordó que el subsidio actual que reciben los permisionarios equivale a 20 litros de combustible al día por cada unidad, lo que dijo, no es suficiente considerando que cada autobús consume entre 120 y 140 litros en ese mismo período.

Remarcó que el transporte urbano no debe estar en la libre competencia, sino bajo un control del Gobierno del Estado, que se debe encargar de revisar horarios, frecuencias, estados de las unidades y los derroteros.

“Debe haber un ordenamiento en el servicio de transporte público y la vialidad, no puede ser que el público usuario pida paradas donde se le antoje para subir y bajar y ese orden debe ser regulado por el Gobierno del Estado”, sugirió.

El permisionario confió en que el gobernador electo Mauricio Vila Dosal atenderá el problema una vez que inicie su administración a partir del 1 de octubre, a través de mesas de diálogo en las que se manifestó dispuesto a trabajar para evitar mayores afectaciones al público usuario.

“El Gobierno tiene que cumplirnos, quien esté al frente tiene que cumplirle al servicio de transporte porque al no hacerlo están perjudicando a los ciudadanos y en especial a la gente de bajos recursos que no tiene vehículo”, aseveró.

Rechazadas

Las dos propuestas de incremento a las tarifas que han propuesto los concesionarios fueron rechazadas por las autoridades. Primero pidieron 13 y 6 pesos y después 10 y 5 pesos, para los boletos de adulto y estudiantes, respectivamente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios