23 de Octubre de 2018

Yucatán

Tumban tres mitos sobre el suelo de la Península de Yucatán

Afirma investigador de la UNAM que la región sí tiene tierra, no es plana y su agua subterránea no es de buena calidad.

El investigador de la UNAM, Francisco Bautista, asegura que el agua subterránea de Yucatán no es de buena calidad, Imagen de contexto de un operativo de limpieza en un cenote de Yucatán. (Milenio Novedades)
El investigador de la UNAM, Francisco Bautista, asegura que el agua subterránea de Yucatán no es de buena calidad, Imagen de contexto de un operativo de limpieza en un cenote de Yucatán. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Tumban tres mitos sobre el suelo de la Península de YucatánCompartir en Twiiter Tumban tres mitos sobre el suelo de la Península de Yucatán

Ana Hernández/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Las investigaciones realizadas en diferentes zonas de Yucatán han roto tres mitos que durante años prevalecieron en la entidad: no tiene tierra, el suelo es plano y su agua subterránea es de buena calidad, aseguró el investigador de la UNAM y presidente de la Asociación Mexicana de Estudios del Kars (AMEK), Francisco Bautista Zúñiga.

Con base en estudios realizados en los últimos años, con personal de apoyo, el investigador titular del Centro de Investigación Científica en Geografía Ambiental de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que el trabajo realizado en campo contrasta con el material que está en los libros de texto, porque a nivel nacional los suelos kársticos ocupan el 20 por ciento de la superficie del país, pero cada zona tiene sus diferencias y Yucatán no es la excepción.

Yucatán no es plano, tiene diversas zonas de relieve y si bien éstas son más “evidentes” en la parte sur de la entidad, la realidad es que se observa prácticamente en cualquier punto, porque siempre hay un desnivel en la superficie, y eso se debe a que existen diferentes tipos de suelo en una misma zona. 

También señaló que por años se ha manejado que aquí no “hay suelos”, pero aseguró que según la zona y dependiendo del lugar, el grosor de la capa de tierra es poca o mucha y de diferentes tipos que vale la pena catalogar, porque incluso existen personas antiguas que lo ayudan a establecer los nombres mayas de esas tierras. 

Indicó que encontraron un tipo de suelo que supuestamente no había en esta zona y que ya comprobaron que existe, y es el que se inunda luego de una intensa lluvia.

Esto es importante porque la composición de los sistemas kársticos los hace vulnerables a colapsar, es decir, generar hundimientos en el suelo, como ya ha ocurrido en Campeche, en donde erróneamente se ha manejado la creación de un cráter, pues esto sólo ocurre con un volcán; los hundimientos en los sistemas kársticos son colapsos de la tierra.

El tercer mito fue que la entidad tiene agua subterránea de muy buena calidad, “no, no es de buena calidad”, hay una gran diversidad de ambientes y estudios que se han realizado.

El investigador señaló que el material de los estudios o proyectos realizados está disponible y debería ser parte de los libros, incluso señaló que se tienen que hacer nuevos libros de la agronomía en el karst, porque esta zona es muy diferente a otros tipos de suelo y hay que conocer mejor su potencial de aprovechamiento. 

Difunden proyectos
  • El líder de la agrupación considera obligatorio promover los resultados de los proyectos de investigación, ya que se realizan con recursos públicos, a través del Conacyt.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios