19 de Noviembre de 2018

Yucatán

Uady apuesta por una universidad verde

Con ambicioso proyecto de gestión ambiental, la Universidad Autónoma de Yucatán aspira a hacer de sus campus infraestructuras sustentables.

O La universidad trabaja en el rescate de espacios ambientales como parte de su misión social. (Milenio Novedades)
O La universidad trabaja en el rescate de espacios ambientales como parte de su misión social. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Uady apuesta por una universidad <i>verde</i>Compartir en Twiiter Uady apuesta por una universidad <i>verde</i>

Iván Duarte/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En los últimos años, la Uady transita hacia una universidad verde, ya que mediante un ambicioso proyecto de gestión ambiental aspira a hacer de sus campus infraestructuras sustentables.

La jefa del Área de Gestión Ambiental de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), Adriana Ancona Calero, presentó el programa general que aspira a obtener la certificación internacional 14 001-2004, así como otra que otorgan autoridades federales.

El proyecto sienta sus bases en tres ejes de sustentabilidad: ahorro y eficiencia del uso de la energía eléctrica; la reforestación y el mejor empleo de recursos naturales como el agua, y el manejo de desperdicios.

“En ocasiones la gente piensa que invertir en temas ambientales significa mucho gasto, pero en realidad omite pensar en los ahorros económicos que representa la implementación de estos modelos sustentables”, señaló.

El programa general de la Uady aspira a obtener la certificación internacional 14 001-2004, así como otra que otorgan autoridades federales

A pesar de que está en su etapa “introductoria”, el proyecto arroja leves pero representativos avances, como el reducir en un tres por ciento el gasto general de energía eléctrica en el Campus de Ciencias Exactas.

Otro avance es el programa del vivero, que se encuentra en las inmediaciones del Campus de Ciencias Sociales, Económico, Administrativas y Humanidades.

En ese espacio de media hectárea un equipo de académicos dirigido por Denis Marrufo Zapata comanda un sub-proyecto que busca, entre otros objetivos, rescatar la flora de árboles nativos que ya no hay en Mérida y gran parte de la entidad.

“Buscamos la certificación no sólo de nuestro proceso de gestión ambiental por un tercero, sino que nosotros mismos podamos autoevaluarnos”, apuntó la académica.

También se pretende brindar un mejor uso y aprovechamiento de las aguas residuales que se generan en las facultades, las cuales, al menos en tres de los cinco campus existentes, cuentan con bombas para este objetivo.

Estos equipos “inyectan” el líquido captado por lluvias u otros usos a una planta de manejo de aguas residuales.

“El objetivo es que el próximo año se logre la certificación de tres de nuestros campus, el arriba mencionado, el de Ciencias Exactas y el de Ciencias Biológicas y Agropecuarias con la ISO 14,001, para que posteriormente se obtenga un aval nacional que se otorga a través de la Comisión Nacional Forestal (Conafor)”, señaló.

Para alcanzar el objetivo se creó un grupo especializado que tomará decisiones y realizará consensos sobre las directrices y porvenir del programa, presidido por el rector Alfredo Dájer Abimerhi y el responsable del departamento de Planeación, Juan de Dios Pérez Alayón.

Primeros voluntarios

Con miras a que los egresados tengan mentalidad ecologista, el Sistema de Gestión Ambiental de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) pretende establecer la “Comunidad Ambiental”.

De acuerdo con el informe SGA 2013, el proyecto social “Comunidad Ambiental” establece que en una etapa inicial se han sumado como voluntarios nueve estudiantes, siete de ellos de las facultades de Ingeniería Química, Ingeniería, Ciencias Antropológicas y Medicina Veterinaria y Zootecnia; mientras que los restantes se encuentran en las facultades de Contaduría y Administración y la de Matemáticas.

El informe señala que tras identificar las implicaciones ambientales de las actividades universitarias, establecerán mecanismos de control y mejora continua para el desempeño de la Uady con su entorno.

En este contexto, se plantean ejes en educación, capacitación, creación de redes de participación ciudadana, minimización de impactos ambientales, manejo de residuos peligrosos y sólidos, eficiencia de la luz eléctrica y del agua, entre otros.

A la fecha, se ha impartido el curso-taller de sensibilización ambiental en las tres dependencias del Campus de Ciencias Exactas e Ingenierías en la Facultad de Ciencias Antropológicas, en el que participó personal de la Faculta de Psicología y la Facultad de Economía.

El curso atendió a 350 personas, entre académicos y personal administrativo, operativo y manual.

Vivero

Al menos ocho especies de plantas nativas se encuentran en resguardo en el vivero de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), todas ya extintas de la capital del Estado, pero que aún pueden encontrarse en algunos municipios.

De acuerdo con Denis Marrufo Zapata, responsable del vivero de la Uady, especies como el árbol de hule, con el que los antiguos mayas elaboraban el balón para el juego de pelota, casi han desaparecido del territorio estatal.

“En este momento contamos sólo con 15 árboles que cuidamos en el vivero; ya no se encuentran en la capital del Estado, debido al crecimiento urbano y las deforestaciones por construcción”, explicó.

En el vivero existen tres mil 310 plantas, las cuales pertenecen a 40 especies diferentes.

De las ocho que han desaparecido de la ciudad resultó muy difícil encontrar un ejemplar en el interior del Estado.

Nombres como el árbol de hule o castilla elástica, el maculis amarillo o tabebuia chrysantha o el choch o pouteria hypoglauca son algunas de las especies que han sido recolectadas con investigación previa y ahora son cuidadas en la Uady.

“Este año hemos producido mil 310 plantas como parte del proyecto de reforestación y cuidado de la fauna. El proyecto central es no sólo el rescate, sino el empleo de esta producción en la recuperación de espacios verdes en las facultades”, precisó.

El proyecto considera la adaptación de árboles en los campus universitarios, según las necesidades, y el tipo de planta que pueda ser sembrado en ellas.

Como ejemplo, la Facultad de Antropología “limpió” una considerable extensión territorial de árboles y plantas donde se construyeron otras facultades, lo que es subsanado a través de la reforestación en camellones y áreas recién construidas.

Otra parte de estas plantas obtenidas para cultivo en el vivero de la Uady fue recibida a través de donaciones, compras o intercambios con otras instancias, incluso viveros particulares con el objetivo de contar con un acervo de árboles de cierto tamaño que puedan ser distribuidos en los campus para dotarlos de “pulmones” artificiales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios