18 de Septiembre de 2018

Desarrolla Uady vacuna contra mal de Chagas

La labor de un grupo de investigadores es en beneficio no solo de seres humanos sino de animales domésticos.

Investigadores en Yucatán trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el mal de Chagas, que se transmite por medio de la picadura de un insecto (vinchuca) que se alimenta de sangre, por transfusión, o de madre a hijo. (mdzol.com)
Investigadores en Yucatán trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el mal de Chagas, que se transmite por medio de la picadura de un insecto (vinchuca) que se alimenta de sangre, por transfusión, o de madre a hijo. (mdzol.com)
Compartir en Facebook Desarrolla Uady vacuna contra mal de ChagasCompartir en Twiiter Desarrolla Uady vacuna contra mal de Chagas

Agencias
MÉXICO, D.F.-  Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (CIR-Uady) trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el mal de Chagas, tanto para animales domésticos como para los seres humanos.

Los estudios realizados por el Laboratorio de Parasitología del Centro de Investigaciones Regionales Dr. Hideyo Noguchi de la CIR-Uady, analizan el organismo unicelular Trypanosoma cruzi, un protozoario flagelado que puede cambiar de estructura dependiendo del hospedero y el punto del ciclo de vida, informa Notimex.

En la investigación, donde trabajan Eric Dumonteil, Etienne Waleckx, Miguel Rosado Vallado, Vladimir Cruz Chan y María Jesús Ramírez, se detectó que en el tracto digestivo del insecto vector toma la forma de metacilio.

Hace unos días se dio a conocer que en dicho Centro de Investigaciones también se trabaja para obtener la vacuna contra el chikungunya.

El contagio ocurre cuando los vectores se alimentan de la sangre de las personas o animales y liberan el metacilio a través de sus heces, por lo que en la circulación sanguínea el parásito toma la forma de epimastigote sanguíneo, otro flagelado que se mueve entre los eritrocitos de la sangre y que produce lesiones en la piel.

Una vez que llega a las células toma la forma amastigote, una estructura redonda que pierde el flagelo y es más pequeña, siendo esta la forma en que se reproduce dentro de las células musculares, sobre todo en el corazón, el sistema esquelético, músculos lisos, intestinos y esófago, donde se mantendrá oculto durante varios años hasta iniciar el periodo de daños en el hospedero.

Dumonteil indicó que aún se desconoce bastante sobre este microbio, pues se esconde en las células del cuerpo y dificulta la reacción defensiva del sistema inmune.

“Sabemos que el cuerpo activa un tipo de células llamadas células citotóxicas, las cuales matan las células infectadas por el parásito”, señaló.

“Esta respuesta inmune es difícil de reproducir en una vacuna, ya que es complicado identificar los anticuerpos de los parásitos que se esconden en las células”, añadió.

Datos alentadores

Ante este panorama, los investigadores trabajan en el desarrollo de una vacuna tanto para animales domésticos, que son depósitos en el hogar, como para los humanos, ya que en México, la enfermedad de Chagas es pandémica en varias regiones.

Estos jóvenes evaluaron de 10 a 15 antígenos diferentes del parásito, donde se identificó que el TCA1 y TC24, proteínas de su superficie, pueden indicar una respuesta inmune adecuada para eliminar el parásito.

"La vacuna que estamos desarrollando está basada en ellos y ahora se busca producir en masa este antígeno lo más puro que sea posible; tenemos resultados muy alentadores, desde hace algunos años los datos indican la funcionabilidad de la vacuna en modelos animales”, comentó.

“Y ya se puede producir a nivel semiindustrial de calidad y bioseguridad apropiados; la segunda etapa consiste en probarla en humanos, que será en un futuro próximo", mencionó Dumonteil.

Mientras tanto, también se desarrollan estrategias para obtener datos epidemiológicos confiables para conocer la magnitud del problema, diagnósticos más sencillos, rápidos y confiables.

Así como investigación relacionada con la transmisión congénita del parásito entre madre y feto, y métodos más efectivos de tratamiento para estos pacientes.

"La estrategia convencional de insecticidas no está siendo efectiva; estamos promoviendo otras estrategias, como el uso de mosquiteros en puertas y ventanas, tenemos resultados muy interesantes ya que se ha logrado sensibilizar a algunas poblaciones acerca de los riesgos de estos vectores.

“Los datos sugieren que la estrategia funciona no solo contra los triatominos, sino también para otras enfermedades como dengue y chikungunya", detalló el investigador.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios