19 de Noviembre de 2018

Yucatán

Un año de auxiliar a la gente necesitada en Mérida

Casi 2,500 peticiones ha atendido el diputado Francisco Torres Rivas en su distrito. Ayer entregó dos sillas de ruedas.

Torres Rivas entregó a Victoriano Bacab Canché una silla de ruedas para ayudarlo a movilizarse. (Cortesía)
Torres Rivas entregó a Victoriano Bacab Canché una silla de ruedas para ayudarlo a movilizarse. (Cortesía)
Compartir en Facebook Un año de auxiliar a la gente necesitada en MéridaCompartir en Twiiter Un año de auxiliar a la gente necesitada en Mérida

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- A un año de ser gestor del pueblo, el diputado Francisco Torres Rivas ha combinado su labor legislativa y a solucionar las necesidades más apremiantes de la gente del Primer Distrito Electoral que representa.

El legislador priista ha atendido casi 2,500 peticiones y gestiones de ayuda y resuelto casi 1,500 de ellas. Entre las más frecuentes son pedidos de sillas de ruedas, la cual cambia la vida de las personas que se encuentran impedidas para caminar por sus propios medios.

El martes, Torres Rivas entregó una silla al niño Juan Francisco Manzano Aguilar y otra al señor Victoriano Bacab Canché, quienes afrontan graves enfermedades, con lo cual “Panchito” Torres ya canalizó más de 200 sillas de ruedas a igual número de familias de Mérida.

Juan Francisco sufre una enfermedad denominada en inglés “legg-calve-perthes”, que produce muerte ósea en la cadera y la pérdida de cartílago, con el consecuente desgaste acelerado en la coyuntura de los huesos.

Por su parte, el señor Bacab Canché sufrió la amputación de un pie y parte del otro, como consecuencia de la diabetes que padece desde hace algunos años y que, en forma acelerada le produjo la pérdida de miembros.

Al visitar al pequeño de 9 años en su domicilio de la colonia Chuminópolis, éste le manifestó a “Panchito” su cariño y agradecimiento con dos dibujos que obsequió al legislador.

Torres Rivas fue enterado, por la madre de Juan Francisco, que la enfermedad le fue detectada al niño de manera fortuita en diciembre de 2011, afecta una de sus piernas y lo obliga a usar un aparato de hierro que pesa cinco kilos.

Por ello solicitó el apoyo al priista, ya que es demasiado peso para que su hijo lo cargue todo el día con su pequeña extremidad, además, que tienen que desplazarse a sus terapias en el CRIT Teletón y consultar en el IMSS.

Mal incurable

Señaló que el mal no tiene cura y afecta principalmente a niños varones, apareciendo en forma sorpresiva entre los 4 y 10 años de edad.

La señora agradeció la silla de ruedas y la presencia de Torres Rivas, ya que su esposo es chofer y ella vende perros y hamburguesas para ayudarse, de modo que no cuentan con los medios para comprarla.

Francisco Torres afirmó que su labor “no es ningún favor que le hacemos a la ciudadanía, sino una obligación que tenemos todas las personas desde el momento en que decidimos ser servidores públicos y dedicarnos a la labor política”.

Añadió que a las sillas de ruedas se suman las gestiones realizadas para entregar aparatos ortopédicos, prótesis, bastones y “burritos”, con el apoyo de “Los amigos de Panchito”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios